EL PODER DE LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO

He visto la necesidad de reflexionar sobre este tema.
Sabemos que vivimos en el Tiempo de la Gracia de Dios. Esta Gracia (Regalo no merecido) es posible únicamente a través del Regalo de Dios a la humanidad, ese Regalo es Jesús, Dios que se hizo hombre para mostrarnos la Gloria de Dios como Su Unigénito Hijo.
Dios mismo que se humilló voluntariamente a la condición de ser humano, para elevarnos a nosotros, a través de Jesucristo, a la
condición de hijos de Dios.
Jesús, estando en la Tierra, nos habla y nos muestra el Amor de Dios, aumenta los requisitos que la Ley de Dios establecía. Pero sabiendo que ningún ser humano la podía cumplir por sí mismo y en sí mismo, entonces Él cumple toda la Ley, aún habiéndola hecho mucho más exigente.
Él, entonces, luego de cumplir la Ley, se ofrece voluntariamente como “el Cordero de Dios que quita el pecado del Mundo” (Juan 2.29). Jesús
paga el precio por nuestros pecados, haciéndose pecado, tomó y cargó nuestros pecados sobre Sí mismo y los llevó lejos.
Él es el último Sacrificio, dice en Isaías que “el castigo de nuestra Paz fue sobre Él y por Sus heridas fuimos nosotros sanados” (Isaías 53.5)
Jesús se hizo pecado y maldición para que nosotros pudiésemos ser libres, bendecidos y de bendición.
Ahora bien, veo con mucho asombro que muchísimas predicaciones, devociones, etc. hablan sobre la muerte de Jesús a nuestro favor,
pero qué hay de Su Resurrección? porqué no se habla tanto, o tan poco, de que Jesús Resucitó (1Tesalonicenses 1.10) con TODO PODER Y AUTORIDAD Y VIVE Y REINA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS? y de que volverá a buscar a Su Iglesia, la cual es Su Cuerpo y que hará Justicia en la Tierra? que instaurará un reino de mil años
en la Tierra y (Apocalipsis 20) que luego creará el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra en donde morará la Justicia por la Eternidad? (Apocalipsis 21 y 22)
Todo esto nos da esperanza de Vida Eterna! Debemos contar que Jesús venció a la Muerte “Dónde está, oh muerte, tu victoria ? dónde está oh muerte tu aguijón ? (1Corintios 15.55)
Claro que debemos hablar de la muerte expiatoria de Jesús pues es fundamental! pero también de Su Resurrección.
Hablar de que a través de Su Sacrificio en la Cruz nos dio el perdón de nuestros pecados, nos liberó de toda cadena de opresión y que toda acta que nos era contraria fue clavada en la Cruz y dejada sin efecto.
También que a través de Su Muerte en la Cruz se rompió el Velo del Templo que nos separaba de la Presencia Santa de Dios y que ahora tenemos LIBRE ACCESO, a través de Jesucristo, a la Presencia misma de Dios.
Porque Jesucristo PAGÓ EL PRECIO derramando Su PRECIOSA SANGRE PURA Y SIN MANCHA, la cual nos cubre, limpia y protege, y también decir y declarar que al RESUCITAR nos dio la Victoria, en Su Nombre (Jesucristo el Nombre sobre todo nombre) sobre la Muerte y nos dio Vida Eterna.
Luego de Su Resurrección es que entramos en el Tiempo de la Gracia, donde se nos da la oportunidad de creer y acepar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Entonces somos bautizados con el Espíritu Santo, el Espíritu de Verdad que nos guía a toda Verdad, nos consuela y nos enseña.
Esta Gracia es tan grande que aún aquellos que no quieren creer están gozando de Ella, pues si pueden vivir la vida, ir y venir, trabajar y disfrutar, es solo por la Gracia de Dios. Por lo cual debemos saber que Esa Gracia nos da la oportunidad de volvernos a Dios.
Jesucristo, el Sumo Sacerdote, es El Camino, la Verdad y la Vida y solo a través de Él podemos acercarnos al Padre Eterno.
Jesucristo es el Único Mediador entre Dios y los hombres (seres humanos).
Por lo tanto TODOS tenemos, en Jesucristo, la misma oportunidad y  siendo Sus hijos, el mismo derecho de acercamos a Dios y recibir Su
Amor, cuidados, protección y provisión.
Jesucristo Vive y Reina, acerquémonos a Él para gozar de la Gracia de Dios, para vivir la Vida Abundante y en Libertad que nos vino a dar.
Hablemos a otros de este Hermoso Regalo de Dios, Jesucristo, para que crean y sean salvos.
Todo lo expresado anteriormente tiene respaldo Bíblico, no he puesto todas las referencias para no hacer tan larga la reflexión. Les invito aescudriñar las escrituras y poder encontrar ustedes mismos dichas referencias.

Gracias por haber leído hasta aquí.
Irene Marsiglia

25 Oct '14

Deja un comentario

*