PR. SAEED ABEDINI – DOS AÑOS EN PRISIÓN

Durante los últimos dos años, el pastor estadounidense Saeed Abedini ha estado en una prisión iraní a causa de su fe cristiana. Los creyentes de todo el mundo han estado orando, y muchos se unirán a una vigilia de oración este 26 de septiembre para pedir por su liberación.

La esposa del pastor, Naghmeh Abedini, ha liderado la lucha. Ella le dijo a CBN News que ha sido larga y dolorosa. Naghmeh expresó que cuando ella y Saeed se casaron, nunca pensó que alguna vez iban a estar separados. “Nunca tuve una cita antes de Saeed”, dijo ella, y agregó: “Él era mi todo y yo hacía todo con él, era mi mejor amigo”.

Saeed, un cristiano y ciudadano estadounidense de origen iraní, está cumpliendo ocho años en la brutal cárcel de Rajai Shahr, uno de los peores centros penitenciarios de Irán, por no hacer nada más que predicar el evangelio de Jesucristo. El gobierno iraní también loconsidera una amenaza de seguridad nacional por practicar abiertamente su fe fuera de su país.

Desde que fue encarcelado, Saaed ha soportado tortura y amenazas de los guardias y de otros reclusos. También ha sufrido una hemorragia interna y otros problemas de salud, pero las autoridades de la prisión le han negado la atención médica adecuada.

Actualmente se enfrenta a una nueva amenaza en el interior de los muros de la prisión, ya que convive con miembros del grupo terrorista Estado Islámico o mejor conocido como ISIS. “Han estado decapitando cristianos de todo Irak y Siria”, indicó Naghmeh. “Aquí hay alguien que se convirtió del islam y él es un ciudadano estadounidense, por lo que quieren que su vida en la cárcel sea realmente intensa para él”.

Los padres de Saeed han sido autorizados a visitarle una vez por semana en la cárcel, pero él no ha podido llamar a su esposa que se encuentra en los Estados Unidos. Es una realidad dolorosa para Naghmeh y los dos pequeños de la pareja, que tienen 8 y 6 años de edad.

A principios de este año, Naghmeh produjo un video donde sus hijos le piden ayuda al presidente Barack Obama, para llevar a su padre a casa.

“Mi hijo tenía 4 y mi hija tenía 5 años, por lo que este es su tercer cumpleaños sin él”, explicó. “Nunca me imaginé. Era demasiado doloroso darse cuenta de que mis hijos van a crecer sin su padre y ha sido doloroso”. “Yo he tenido un montón de días emocionales”, comentó.

Abandonada por los Estados Unidos

Naghmeh ha convertido su dolor en una cruzada por la liberación de su marido, poniendo al tanto de su caso a Naciones Unidas y también al Congreso de Estados Unidos.
Dijo que a veces se siente abandonada por el gobierno de Estados Unidos. “No han habido mayores esfuerzos por sacarlo, más allá de algunas cuantas declaraciones aquí o allá”, agregó. “Realmente creo que en Irán, sí hay incentivos para que lo liberen, si alguien es severo con ellos”, dijo.

La Organización de Naciones Unidas ha publicado recientemente un informe sobre el caso de Saeed en el que condenó enérgicamente a Irán y pidió su liberación.

Al principio del encarcelamiento, Saeed y su esposa sentían rencor contra Irán. Pero ahora Naghmeh ora por los captores de su esposo y que Dios use la historia de Saeed para su gloria, incluso si eso significa que nunca lo vuelva a ver.

“Han sido realmente momentos intensos cuando mis ojos tienen que estar ante Jesús todos los días”, dijo a CBN News.

“Si me dirijo al gobierno iraní, lo que están diciendo, o a nuestro gobierno, voy a caer”, añadió. “No puedo mirar quién está diciendo qué y quién está haciendo qué por Saeed. Sólo debo mirar a Jesús.”

Es una oración que ella también hace por Saeed. “He estado orando para que Dios le de la gracia para ese día”, dijo.

Oportunidad para testificar

Uno de los resultados positivos que han venido con las jornadas que Naghmeh emprende para liberar a su marido, es que han sido una plataforma única para compartir el evangelio.

Dijo que ha sido capaz de compartirlo frente al Congreso de los Estados Unidos un par de veces, así como en diferentes parlamentos de Europa y en todo el mundo, diciéndoles que Jesús es la respuesta.

Ella dijo que es un mensaje que Saeed también comparte mientras está con las cadenas. En cartas desde la cárcel, dijo que comparte la forma en que abraza a los que le persiguen en la prisión y cómo ha llevado a muchos musulmanes a Cristo.

“Está en el lugar más oscuro y él está compartiendo de Cristo donde nunca tendrían la oportunidad de escuchar acerca de Jesús si él no estuviera allí”, dijo a CBN News.

“He oído que algunos de los presos han dicho: ‘Yo no me siento más en prisión’, compartió Naghmeh. Me siento libre porque he encontrado a Cristo”.

Fortalecimiento de la Iglesia Perseguida

Aunque ella dijo que su corazón sufre esperando que su marido regrese seguro, sabe que su historia puede ayudar a fortalecer al cuerpo de Cristo en todo el mundo.

Vigilias de oración en 493 ciudades de más de 30 países, recordarán el segundo aniversario de Saeed en la cárcel, con un enfoque específico de oración en la Iglesia perseguida.

“Este es el segundo año que está en la cárcel a causa de su fe cristiana y estamos no sólo recordando a Saeed, sino que estamos recordando a otros cristianos perseguidos”, dijo Naghmeh. “Nos estamos reuniendo y orando”.

“Mis ojos están puestos en el Señor”, continuó. “Ahí es donde la liberación de Saeed vendrá y por eso es tan importante para mí este día de oración”.

Esta es la motivación que la hace seguir adelante. “… Como Sadrac, Mesac y Abed-nego que dijeron Dios me va a liberar, pero si no lo hace, doy mi futuro, mi vida para ti”, dijo. “Pase lo que pase voy a estar bien”.

Y ella confía en que Saeed estaría de acuerdo. “Yo sé que él diría que vale la pena, ‘si muero en esta celda vale la pena’. Eso es lo que nos mantiene, el saber que es para Jesús”, dijo.

Fuente: Mundo Cristiano/Editado por IEM

29 Sep '14

Deja un comentario

*