MARINA SILVA IRRUMPE EN CAMPAÑA ELECTORAL BRASILEÑA

A casi un mes de los comicios, Silva, popular ecologista y candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), alcanzó por primera vez a la presidenta Rousseff, aspirante a la reelección (PT, Partido de los Trabajadores, izquierda) en la intención de voto para la primera vuelta, con 34% cada una. Según sondeos, le ganaría en la segunda vuelta por 10 puntos.

Marina se convirtió en candidata presidencial inesperada tras la muerte de su compañero de fórmula, el socialista Eduardo Campos, de quien era su vicepresidente, en un accidente aéreo el 13 de agosto.

“Hasta hace dos semanas, la candidatura del PSB, con Silva en la fórmula, estaba tercera. Hoy, Marina es la novedad de la elección y tiene gran competitividad. En dos semanas cambió todo. De aquí a un mes, todo puede pasar”, dijo a la AFP el analista político André Cesar, de la consultora Prospectiva.

Ataque.

“Dilma ya le fue encima, va a atacar y se va a exponer, porque es la única forma que tiene para derrotarla, no hay otro camino. Aunque eso puede ser un boomerang”, consideró César.

En el debate del lunes, Rousseff aprovechó casi todas sus oportunidades para encarar a Silva y la acusó de no explicar claramente cómo cumplirá promesas, como el destinar 10% del PIB para la educación y un mayor presupuesto para salud o pasajes estudiantiles.

Rousseff también salió a defender una norma para criminalizar la homofobia, proyecto que inicialmente estaba en el plan de gobierno de Silva, pero que fue retirado, aparentemente, para evitar conflictos con el electorado evangélico, religión que Marina profesa.

“Rousseff va a buscar espacios en los que Marina puede tener problemas. La política económica, su relación con los negocios agrícolas (importante actividad productiva del país) en su condición de ambientalista. Además de qué tipo de alianzas va a hacer para garantizar la gobernabilidad desde el Congreso”, agregó César.

Alianzas.

Empujado al tercer lugar, al socialdemócrata Aécio Neves (PSDB) le queda buscar espacio para alianzas. “Tiene que medir cuidadosamente sus ataques a Marina, dado que podría ser su aliado para hacerla ganar en segunda vuelta”, dijo el analista David Fleischer.

“La candidatura de Aécio ya perdió musculatura, y va a tener que medirse en sus ataques, buscando tal vez aproximarse a Marina”, comentó César. En el último debate, Neves prefirió apuntar sus armas contra Rousseff, aunque también criticó la “falta de coherencia” en las propuestas de Silva.

POLÉMICA POR EL MATRIMONIO GAY

El rechazo al matrimonio entre personas del mismo sexo manifestado por la ecologista Marina Silva, favorita para ganar las elecciones de octubre, causó ayer una primera deserción en sus propias filas y metió el asunto de lleno en la campaña electoral.

La polémica comenzó con la inclusión de un supuesto apoyo de la candidata al casamiento entre homosexuales en el programa de gobierno que ella misma y el Partido Socialista Brasileño (PSB) presentaron el viernes, pero negado al día siguiente para aclarar que sólo se refería a la unión civil.

“Fuimos sorprendidos” con el cambio, declaró hoy el hasta ahora coordinador de asuntos homosexuales de la campaña de Silva, Luciano Freitas, un reconocido activista de los movimientos gay en el país, quien confirmó su renuncia.

La baja de Freitas siguió a la del secretario general del PSB, Carlos Siqueira, quien abandonó la campaña por otras discrepancias con Silva, nombrada candidata hace sólo veinte días, tras la muerte en un accidente aéreo del anterior abanderado, Eduardo Campos.

“El casamiento es para personas de sexos diferentes” y “no hay en eso ningún tipo de discriminación”, dijo Silva, ferviente evangélica que justifica esa posición en sus creencias religiosas.

Coincidencia o no, el cambio siguió a fuertes manifestaciones de líderes de iglesias pentecostales, que acusaron a Marina de haberse “burlado” de los principios que postula esa religión.

Fuente: El País – Foto Reuters

4 Sep '14

Deja un comentario

*