“BLACK JESUS”

Pese a que todavía no se ha estrenado, la nueva serie de comedia “Black Jesus” (Jesús Negro), del canal por cable Adult Swim, ha causado la reacción airada de grupos cristianos y conservadores en Estados Unidos.

El motivo es el protagonista de la serie, un sonriente Jesucristo negro al que le gusta beber alcohol, fumar marihuana y decir palabrotas, y que se pasea con una túnica blanca por el barrio de Compton, un suburbio desfavorecido de Los Ángeles (California), de mayoría afroestadounidense.

Lo poco que se conoce de “Black Jesus”, es un tráiler de apenas dos minutos, pero suficiente como para que el programa haya sido tachado de blasfemo y también para que se iniciaran varias campañas exigiendo su retiro.

La serie ha sido ideada por Aaron McGruder, conocido por ser el creador de la controvertida “The Boondocks”, una tira cómica que se convirtió en una serie animada que trata sin complejos temas como el racismo o la lucha de clases en EE.UU. a través de dos hermanos negros que viven junto a su abuelo en un barrio de mayoría blanca de Chicago.

Según Adult Swim -un bloque de televisión por cable para adultos que emite por las noches a través del canal Cartoon Network- “Black Jesus” presenta “al hijo de Dios en su misión de difundir el amor y la bondad por todo el barrio de Compton con la ayuda de su pequeño pero leal grupo de oprimidos seguidores”.

Los responsables del canal enviaron un comunicado a BBC Mundo en el que aseguran que “Black Jesus” “es una sátira y una interpretación del mensaje de Jesús contextualizado en cuentos morales de hoy en día”.

Además, señalan que “pese a que algunos pueden considerarla una representación controvertida de Jesús, no es nuestra intención ofender a ninguna raza o grupo religioso”.

La aclaración de Adult Swim no parece haber convencido a organizaciones como One Million Moms (Un millón de madres), parte de la conservadora Asociación Estadounidense de la Familia (AFA, por sus siglas en inglés), que ha iniciado una campaña para que la serie sea retirada.

Desde este grupo se quejan de que en el tráiler de “Black Jesus” se presente a Jesucristo “como un personaje que fuma hierba y bebe alcohol” y aseguran que el lenguaje que se utiliza -“que incluye usos repetidos del nombre de Dios en vano” y palabrotas- “es desagradable”.

“Hay violencia, tiroteos, drogas y otros gestos inapropiados que tergiversan completamente a Jesús. ¡Esto es blasfemia!”, señalan los responsables de One Million Moms, que también aseguran que Adult Swim “no se atrevería a ridiculizar a Mahoma o a los musulmanes”.

El grupo acusa al canal de “ir demasiado lejos, burlándose de la religión cristiana con frases vulgares” y pide al público que envíe correos electrónicos al propietario de Adult Swim, Turner Broadcasting System, Inc., exigiendo que cancele sus planes de emitir el programa.

La organización de madres no está sola en su batalla contra “Black Jesus”, ya que varios grupos cristianos y medios conservadores -como el Christian Broadcasting Network- han iniciado campañas para conseguir firmas para que la serie sea retirada.

Según argumentan, su oposición a “Black Jesus” no tiene nada que ver con que se presente a Jesucristo como un hombre negro, sino por las cualidades que se le atribuyen al personaje y al entorno en el que se desarrolla la trama de la serie.

“Refuerza estereotipos”
Fox News y el Jesucristo blanco

Lo polémico que resulta hablar del color de piel de Jesucristo en EE.UU. quedó demostrado el pasado mes de diciembre, cuando la presentadora del canal conservador Fox News, Megyn Kelly, aseguró que Jesús y Santa Claus eran blancos.

“No hay que modificar la realidad simplemente porque nos hace sentir incómodos. Jesús era un hombre blanco. Se trata de una figura histórica, es un hecho constatable, y quiero que los niños lo sepan, igual que Santa Claus también era blanco. ¿Cómo se puede cambiar la historia y hacer que un afroamericano represente a Santa Claus?”, dijo Kelly en su programa.
La presentadora hizo estas afirmaciones en respuesta a las declaraciones de una periodista negra que aseguró que Santa Claus debería dejar de ser presentado como un hombre blanco, para hacer que su figura fuera más inclusiva.

Las palabras de Megyn Kelly crearon una enorme controversia, y no sólo porque parecía dar a entender que Santa Claus había existido. Fueron muchos los que la criticaron, asegurando que afirmar que Jesús era blanco es erróneo desde el punto de vista histórico y teológico, dada su procedencia geográfica.

Kelly se defendió asegurando que “nuestra sociedad, en particular, tiene un instinto visceral por los asuntos de raza y asume lo peor de las personas, especialmente de las personas empleadas por el muy poderoso canal Fox News”.

Dijo que “lo único que hizo fue reconocer que Santa Claus es generalmente representado como blanco” y que la polémica se desató por lo controvertido que resulta hablar de cuestiones raciales en EE.UU.

El programa también ha provocado el enfado de congregaciones de mayoría afroestadounidense, como la Iglesia Cristiana de la Esperanza de Beltsville, Maryland, cuyo obispo, Harry Jackson, pidió en los medios que la boicoteen porque “refuerza estereotipos raciales negativos al tiempo que intenta menoscabar el respeto de la sociedad por los cristianos y sus creencias bíblicas”.

Mientras grupos como la Messianic Afrikan Nation, organización que se opone a la representación eurocéntrica de Jesucristo, también ha mostrado su rechazo a la serie, asegurando que esta “se burla del concepto de un Mesías negro” por el que llevan años luchando. “La representación que ‘Black Jesus’ hace de Jesucristo una desgracia para la gente que en las últimas décadas ha dado su vida para promover la imagen de un Mesías negro”, le dijo a BBC Mundo Paul Scott, fundador de la organización.
Según Scott, “la idea de un Jesucristo negro ya es los suficientemente controvertida como para que encima lo presenten así”.
“Me preocupa que esta serie caiga en la representación negativa de los negros que lleva dándose en este país desde hace más de un siglo. No nos deberían hacer escoger entre un Jesús blanco y un Jesús de gueto como este”.
“Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de la audiencia de Adult Swim es blanca, así que de nuevo los blancos va a estar riéndose de nosotros y no con nosotros”, aseguró Scott.

Edward Blum, profesor de la Universidad Estatal de San Diego, en California, y autor del libro “El color de Cristo”, en el que analiza las diferentes representaciones de Jesucristo a lo largo de la historia, cree que la polémica desatada por “Black Jesus” era de esperar.

La serie se sitúa en Compton, un suburbio desfavorecido de Los Ángeles de mayoría afroestadounidense. “En EE.UU. cualquier cuestión racial se convierte en una controversia. Lo mismo sucede con las cuestiones religiosas. Así que si mezclas raza y religión en el mismo asunto, la controversia es todavía mayor”, explica Blum en conversación con BBC Mundo.

“Los detalles de la serie son un imán para para la polémica. Para empezar tenemos a un Jesucristo negro. Cada vez que se le atribuye una raza a Cristo en EE.UU. se crea una polémica. Además lo presentan en un entorno urbano en el que viven negros y que está lleno de comportamientos ilícitos, como el consumo de alcohol y marihuana o la violencia”.
“Un Jesús blanco que fuma y bebe molestaría a muchos cristianos conservadores, pero si además haces que Cristo sea negro, eso ya va un paso más allá”, asegura el académico.
Blum considera que “es fascinante que conservadores y negros estén unidos a la hora de criticar la serie, aunque lo hagan por diferentes motivos”.

“Es fascinante que cristianos conservadores y negros estén unidos a la hora de criticar la serie, aunque lo hagan por diferentes motivo

“A los afroestadounidenses les molesta porque presenta a los negros como seres patológicos que son violentos, consumen alcohol y drogas… eso refuerza décadas de estereotipos”.

“Al mismo tiempo, para muchos teólogos negros la noción de un Jesús negro (en oposición a la imagen tradicional que se ha dado en EE.UU. de un Jesucristo rubio y de ojos azules) es un asunto muy serio por el que han estado trabajando durante décadas. Así que el hecho de que ahora hagan una parodia de su ícono les ofende”, apunta Blum.

El profesor de la Universidad de San Diego cree que “Black Jesus” “va a desatar un debate interesante sobre la figura de Cristo y sobre su color de piel”.

“Para teólogos e historiadores ha sido muy difícil convencer a los estadounidenses que Jesucristo no era blanco, y quizás la serie ayude a cambiar eso. Además, le recordará a la gente que Jesús pasaba mucho tiempo con pecadores y marginados. Él mismo fue encarcelado y fue considerado un criminal. A lo mejor ‘Black Jesus’ hace que la gente se acerque a la figura de Cristo de otra manera”.

Habrá que esperar para ver qué reacción causa el estreno de “Black Jesus”, aunque vista la polémica que ha provocado un tráiler de dos minutos, es de esperar que la serie dé mucho de que hablar.

Jaime González – BBC Mundo

7 Ago '14

Deja un comentario

*