CREYENTES CHINOS PUBLICAN CARTA ABIERTA AL GOBIERNO POR PERSECUCIÓN

Los cristianos chinos han hecho una promesa de “vigilar su iglesia hasta el fin” ante la reciente campaña anti-iglesia que se ha desatado en la ciudad de Wenzhou por parte de las autoridades locales.

Pastores y miembros de varias iglesias locales, han publicado una carta abierta al gobierno de la ciudad de Wenzhou, en la que solicitan el cese a la presecución que ha ocasionado la demolición ilegal de iglesias y de las cruces de sus edificios. Por su parte el gobierno ha hecho caso omiso de sus peticiones y en una semana quitaron por la fuerza la cruz de la azotea de la iglesia Yahui amenanzando a sus miembros de peores consecuencias en caso que den declaraciones a los medios de comunicación o apelen al Gobierno central en Beijing. Además el gobierno chino ha bloqueado acceso al contenido de la carta pública publicada en internet para que no sea vista en China.

Las autoridades de la provincia de Zhejiang han demolido parcial o totalmente más de 360 iglesias alegando un procedimiento en el que se está realizando “la eliminación o modificación de las construcciones ilegales”.  Sin embargo en un comunicado de prensa, International Christian Concern (ICC) informó que esto ha impactado a casi todos los edificios religiosos.  Lo informado por ICC ha sido verficado posteriormente por el New York Times que se ha hecho eco de la situación.

En la carta pública los creyentes indican que esta es una “campaña contra la iglesia y que es un acto administrativo ilegal”.  Además sostienen que “se está abusando de la autoridad y se hace caso omiso del estado de derecho”.  Alegan que el procedimiento está fuera de la ley y se amparan en la Ley de Sanciones Administrativas en China que obliga que debe existir comunicación previa a los afectados antes de la ejecución forzosa.

El gobierno no actua según la ley ya que los equipos de demolición por lo general aparecen en las iglesias en el medio de la noche, sin documentos legales y realizan su trabajo amparados en la oscuridad.

Por otro lado los cristianos chinos argumentan que incluso si una cruz es ilegal, la ley china estipula que debe ser demolida por los organismos encargados de asuntos religiosos o la Oficina de Vivienda y Urbanismo. Esto no es lo que ha ocurrido pues las demoliciones las han hecho personas no identificadas o la policía, en clara violación del procedimiento y los derechos de los creyentes.

Fuente: EntreCristianos / Editada por Iglesia En Marcha.Net

4 Jul '14

Deja un comentario

*