KIM JONG-UK

Corea del Norte sentenció a un misionero surcoreano de 50 años de edad, arrestado en octubre de 2013, a trabajos forzados de por vida tras encontrarlo culpable de espionaje y de establecer una iglesia clandestina.

Libros religiosos, tarjetas de memoria, discos compactos con contenido religioso y equipamiento para espionaje serían parte de lo requisado al misionero surcoreano Kim Jong-Uk, acusado de espionaje y de realizar actividades religiosas enemigas, según informó la prensa norcoreana este sábado.

Kim fue condenado por el Tribunal Supremo de Corea del Norte tras “haber admitido todos sus crímenes”, según la agencia de noticias oficial KCNA.

La información oficial en Pyongyang afirma que entró de forma ilegal para fundar una “iglesia clandestina”, aunque la Justicia norcoreana lo acusa también de ser un agente de la inteligencia de Corea del Sur, enviado para recabar información.

El gobierno de Pyongyang aún tiene cautivo a otro misionero, el ciudadano estadounidense Kenneth Bae, quien fue sentenciado a 15 años de trabajos forzados en 2013.

Fuente: BBC / Editado por Iglesia En Marcha.Net

5 Jun '14

Deja un comentario

*