RUIDO PODRÍA GENERAR INFARTOS

La exposición constante a ruidos fuertes que superan los 65 decibeles podría desencadenar un infarto, advirtió el investigador del Departamento de Salud, Psicología y Comunidad del Instituto de Educación Superior de Occidente (ITESO), Everardo Camacho Gutiérrez.

Si los decibeles andan por arriba de 90, eso genera lesiones en la estructura del oído; pero si el ruido es crónico, es decir, si te expones durante mucho tiempo por arriba de 65 decibeles, esto genera cambios en la estructura del miocardio, es decir, del corazón.

De acuerdo con investigaciones realizadas, inclusive en animales, se han detectado lesiones importantes a nivel del sistema cardiovascular por el ruido, explicó el académico del ITESO.

Además la personalidad también sufre alteraciones por el estrés ocasionado por ruido, se pueden presentar patologías como migraña, cefalea tensional, hipertensión, asma bronquial, colitis nerviosa, úlcera, alergias o incluso cáncer.

Según un estudio, se han registrado casos en Estados Unidos de mujeres que viven en Nueva York y que han enfrentado esterilidad, debido a que se les han desprendido las trompas de Falopio por estar sometidas a altos niveles de contaminación auditiva.

Esos procesos están vinculados a muchas enfermedades y a la pérdida de la calidad de vida, abundó el especialista.

Según las normas nacionales sobre emisión de ruido, no deben exceder de 65 (diurno) y 68 decibeles (nocturno) durante las actividades o trabajo de maquinaria en industrias, terminales de autobuses, ferrocarril, ferias y circos.

Cabe mencionar que la Organización Mundial de la Salud establece como estándar en zona residencial que los decibeles en el día no superen los 54, y 46 en la noche.

Fuente: Agencias / Editado por Iglesia En Marcha.Net

6 Abr '14

Deja un comentario

*