ORANDO POR VENEZUELA

Compartimos con nuestros lectores este pedido de oración e informe de situación de las librerías de CLC en Venezuela, aunque también es aplicable a la situación de otros tantos miles de venezolanos que sufren la misma inseguridad y violencia.

IEM

—————————————————————————————-

Apreciados colegas,

Hace unos minutos hablé con la hermana Fabiola encargada de nuestra distribuidora en la ciudad de Valencia, Venezuela. Fabiola me ha puesto al tanto de la difícil situación que se está viviendo en nuestras librerías (Centro de Literatura Cristiana) en varias ciudades de este país.

Las librerías en San Cristóbal, Maracaibo, Valencia y Barcelona hoy han tenido que cerrar sus puertas temprano o ni siquiera han podido abrirlas debido a la inseguridad y la violencia que hay en las calles. La librería en Puerto Ordaz lleva varios días sin poder abrir ya que el centro comercial donde estamos ubicados es el epicentro de las protestas. Hoy día vimos lamentablemente que las manifestaciones se han intensificado y no hay mucha esperanza que la situación se normalice pronto.

Hace solo unos minutos veía en un canal de TV local una mujer que frente a una barricada de efectivos policiales estaba clamando, apelando a la sensibilidad de los policías recordándoles que ellos también eran venezolanos. Algunas de las mujeres policías uniformadas formadas al frente de la barricada escuchaban en silencio y con lágrimas en sus ojos a esta valiente mujer que clamaba por su familia y sus hijos para poder vivir en un país libre. Qué imagen más impactante!

Quiero pedirles que oren por nuestro equipo, nuestros obreros en las diferentes ciudades del país, son diez las librerías. Oremos por protección y una salida en paz a esta crisis política y social. También oren por provisión y cuidado para nuestros obreros y sus familias, en estos últimos meses la escases es espantosa, no hay alimentos, leche, medicinas, artículos de aseo personal, papel higiénico, la lista es interminable, faltan todos los artículos básicos para vivir una vida normalmente y sin lujos.

Esta es una situación muy seria y estamos muy tristes por lo que el pueblo venezolano está pasando, pero al mismo tiempo confiamos que el Señor dará una salida en paz a esta situación social y política que viven.

Dios mediante tengo planeado viajar a Venezuela la semana que viene y estar con nuestros hermanos en este tiempo tan difícil.

En Cristo nuestro Señor,

Gerardo Scalante
CLC – Americas and Caribbean Regional Director

18 de febrero 2014

23 Feb '14

Deja un comentario

*