MATRIMONIO IGUALITARIO

Las parejas homosexuales se podrán casar a partir de hoy en Uruguay al entrar en vigor la ley de matrimonio igualitario aprobada hace cuatro meses.

La nueva legislación fue sancionada el pasado 10 de abril por la Cámara de Diputados, tras pasar previamente por el Senado; fue promulgada por el presidente uruguayo José Mujica el 3 de mayo y entra en vigor 90 días después de la firma presidencial.

A partir del lunes 5 de agosto, las parejas del mismo sexo pueden iniciar el trámite legal en las oficinas del registro Civil para agendar fecha para su boda.

La ley fue impulsada por la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio y tuvo además el respaldo de legisladores de la oposición.

La nueva norma señala que la institución del matrimonio “implicará la unión de dos contrayentes, cualquiera sea la identidad de género u orientación sexual de estos, en los mismos términos, con iguales efectos y formas de disolución que establece hasta el presente el Código Civil”.

Uno de sus aspectos más llamativos es la reglamentación sobre el orden de los apellidos que deberán llevar los hijos de las parejas homosexuales, que será acordado por los cónyuges o mediante sorteo en caso de desacuerdo, algo que también se aplicará a los matrimonios heterosexuales.

También ha suscitado controversia el derecho de los hijos a reconocer a su padre biológico en el caso de que la madre estuviera casada con otra mujer pero lo hubiera concebido en la relación con un hombre.

No es ese el caso cuando se use el método de la fecundación “in vitro”, por la reserva de la identidad de los donantes de esperma.

En medio del proceso legislativo, la Iglesia católica pidió a los legisladores que profesan esa religión no votar una iniciativa, que a su juicio, va “en contra del proyecto de Dios”.

La Conferencia Episcopal Uruguaya recordó las críticas que efectuó el papa Francisco (como arzobispo de Buenos Aires), a una ley similar aprobada en 2010 en Argentina.

Según organizaciones defensoras de los derechos de los homosexuales en Uruguay, no se espera una avalancha de registro de parejas que quieran casarse.

Fuente: EFE/Ediado por Iglesia En Marcha. Net

5 Ago '13

Deja un comentario

*