MARCHA DEL ORGULLO EX GAY EN USA

Durante 10 días, han recorrido el país para pedir apoyo a las personas que deciden no mantener conductas homosexuales a pesar de haber pasado, en algún momento, por periodos de atracción hacia el mismo sexo.

Piden ayuda “a los pastores y sus congregaciones para que apoyen” a las organizaciones que promueven esta iniciativa. Y exigen a la Iglesia que proponga “soluciones” a esta cuestión y no solo les diga, “bueno, has nacido así, te queremos y te aceptamos”.

El 31 de julio han finalizado en Washington diez días de marcha por Estados Unidos que sirven de colofón a lo que Vocie of the Voiceless (La voz de los sin voz) ha calificado como el mes del Orgullo Ex Gay. Han elegido julio en oposición a junio que, a lo largo de estos años se ha ido consolidando como mes del “Orgullo Gay”.

Durante estos diez días, el promotor de la iniciativa, el Dr. Douglas McIntyre, ex gay hoy casado, padre de tres hijos y abuelo de cuatro nietos, ha dado conferencias por distintos puntos de Estados Unidos para explicar cómo es posible abandonar la atracción por personas del mismo sexo.

Al final de la marcha se han sumado otras instituciones, como Voice of the Voiceless (VoV) o Equality and Justice for All (Igualdad y justicia para todos), en un acto central previsto frente a la Corte Suprema de Estados Unidos.

Desde VoV, Christopher Doyle, uno de los cofundadores, explica por qué piden que la administración pública trate a los ex gays como iguales. “Están muy interesados en proteger a las organizaciones y a las comunidades LGTB porque sacan mucho dinero de ellos”.

Para lograr sus propósitos también piden el apoyo de los cristianos de diferentes credos. “Es muy importante que pastores y congregaciones nos apoyen para ayudar a hombres y mujeres que luchan para combatir la atracción hacia personas del mismo sexo”.

Pero critican a las instituciones religiosas que no se involucren de manera activa: “Lo que la Iglesia verdaderamente necesita es plantear soluciones a las personas sobre esta cuestión y no decir simplemente, “bueno, naciste de esta manera, te queremos y te aceptamos tal cual eres”. Por supuesto que queremos y aceptamos a todos”.

Fuente: Religión en Libertad

4 Ago '13

Deja un comentario

*