DUCK DINASTY

Duck Dinasty es uno de los reality de mayor éxito de la televisión de Estados Unidos. Casi 12 millones de espectadores ven este programa que muestra la vida de los Robertson, una familia que dirige un negocio familiar denominado “Comandante Pato” y que fabrica productos para los cazadores de patos. El vicepresidente ejecutivo del canal A&E afirma que gracias “a sus personajes auténticos y atractivos, Dinasty Duck se ha convertido en algo más que un reality, es un fenómeno cultural”.

Hasta aquí todo normal, sin embargo, esta familia tiene unas características que se alejan mucho de lo que normalmente se puede ver en la televisión actual. En una cultura televisiva que promueve los escándalos y la vulgaridad, este programa aparece como una brisa suave y refrescante pues los Robertson destacan por su moral, sus valores familiares y su fuerte fe. De hecho, ya sea en la pantalla o fuera de ella esta peculiar familia no tiene ningún tipo de inconveniente en hablar de lo que realmente creen, guste o no guste a la audiencia. Ni miedos ni complejos.

Utilizan la fama para promover valores
Según informan varios medios cercanos a la causa provida en Estados Unidos, la familia Robertson está utilizando la fama que están consiguiendo por el reality para alertar de los males del aborto y fomentar la abstinencia y la adopción como alternativas reales a lo que se ofrece en la sociedad de hoy.

En una reciente entrevista, uno de los matrimonios del programa  Jase y Missy (los patriarcas de la familia) hablaban abiertamente sobre su vida. El lema para el marido era, según dijo textualmente, “Dios, la familia y los patos”, en ese orden. Además, este matrimonio explicó sin vergüenza, que optaron por esperar hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales.

“Llégamos vírgenes al matrimonio”
Conscientes de que la audiencia  no está acostumbrada a escuchar este tipo de testimonios, Jase y Missy explicaron al periodista “los dos éramos vírgenes cuando nos casamos. Decidimos hacerlo a la manera de Dios”.

Otro de los aspectos de los que hablaron durante la entrevista fue de la abstinencia, aspecto degradado y vilipendiado en occidente actualmente. “La abstinencia es la única manera 100% eficaz para prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual”. Todo un torpedo en la línea de flotación de la industria anticonceptiva.

La importancia de la abstinencia
“Muchas personas piensan que es absurdo hablar de abstinencia o de animar a la gente a esperar. Pero estoy contenta de que a Jase no le preocupe lo que otros piensen a la hora de compartir su historia”, agregó Missy.

Otro miembro de la saga, Phil Robertson hablaba del aborto en otra entrevista sobre el aborto. Se mostró muy crítico con su generación, la hippie, que propició el aborto de millones de personas y que sentó las bases ideológicas de todo lo que ocurre hoy en día.

“De las tinieblas se haga la luz”
En una entrevista en la NBC, Phil y Kay contaron cómo Jesucristo salvó su matrimonio y reconstruyó su familia.  Antes de esto Phil llevaba una vida llena de peleas y borracheras. En primer lugar se convirtió su mujer que no paró de orar para la conversión de su marido. Esto ocurrió un año después. “Mi vida estaba fuera de control y literalmente se cumplió lo que dijo Jesús: de las tinieblas se haga la luz”. Su vida  cambió radicalmente y los frutos son ahora visibles por millones de personas a través de la televisión.

Phil es ahora un activo defensor del movimiento provida. Además, su hijo Willie ha seguido esa estela y tanto en el programa como fuera de él muestra su amor por los niños. Es además padre adoptivo. En una de estas entrevistas Willie habla de las maravillas de la adopción. En un principio fueron padres de acogida de una niña de Taiwan. Finalmente Rebeca es ya un miembro más de la familia Robertson.

“Ver crecer a mi hija todos los días es como un milagro”, explicaba Willie en un acto profamilia.  Tras animar a la gente a adoptar niños confesó que “antes de ser famosos y de ganar tanto dinero ya teníamos el compromiso de adoptar y realmente ha cambiado nuestras vidas”.

Millones de hogares estadounidenses están recibiendo una influencia positiva aún sin quererlo. Unos valores nada de moda que, sin embargo, han cautivado a la audiencia. Una familia que está usando su fama para representar la vida, promover la conciencia de la adopción y compartir con valentía los beneficios de la abstinencia.

Fuente: ReL /Editado por Iglesia En Marcha

22 Ago '13

Deja un comentario

*