DISTURBIOS EN BELFAST AMPLÍAN BRECHA ENTRE CATÓLICOS Y PROTESTANTES

En Irlanda del Norte, enfrentamientos entre policías y creyentes protestantes dejan varios heridos y detenidos. La molestia de los ciudadanos vino tras la suspensión de una marcha que pasaría por un sector católico.

Al menos 27 policías resultaron heridos durante la cuarta noche de protestas. 60 personas fueron detenidas. Los disturbios dejan una mayor brecha entre católicos y protestantes como saldo de los acontecimientos recientes en Belfast.

El enojo de los protestantes nace por la negativa a un permiso para una marcha de la organización “Orden de Orange”.

La caminata celebra la victoria de protestantes sobre las fuerzas católicas en la batalla de Boyne en 1690.

Sin embargo, esta celebración es tomada por los católicos como un acto de provocación. Ante la posibilidad de un conflicto, las autoridades negaron el permiso para la marcha.

Los manifestantes construyeron barricadas y bloquearon vías, policías de Irlanda, Inglaterra y Gales suprimieron los enfrentamientos con cañones de agua y balas de goma.

En 1998 un acuerdo puso fin a la mayor parte de los conflictos sectarios, no obstante, los problemas todavía estallan cada año alrededor de las marchas de Orange.

El 53 por ciento de la población de Irlanda del Norte es protestante, mientras que el 44 por ciento es católica.

18 Jul '13

Deja un comentario

*