FAMILIA ENFERMA

En el área del trabajo social cuando una familia presenta múltiples problemas de relacionamiento y convivencia, se le califica como “familia enferma” pues no solamente tienen problemas algunos de los integrantes de la misma sino todo el grupo.
Entonces primero hay que identificar el problema de cada individuo, tratar de solucionarlo en lo posible y luego abocarse a lograr que el grupo funcione como una verdadera familia.
Muchos hacen proyecciones porcentuales de distintos vicios sociales, de diferentes actitudes y costumbres según las diferentes franjas de edad, algunos aún van más allá y no solo muestran el problema sino intentan buscarle una solución. Digo esto no con el ánimo de decir que unos u otros están en el error o en el acierto, porque no dudo de las buenas intensiones que cada uno tiene en querer cambiar realidades.
Pero sí digo que, no solo con análisis y estadísticas se solucionan las cosas sino con acción.
Se pueden tener grandes ideas, tener excelentes estudios, muy buenas encuestas y tener los porcentajes a la vista, pero si no se lleva a la acción no lograremos avanzar.
Se deben realizar planes sociales que contemplen el análisis caso a caso de cada familia y de los individuos que la componen, pues como dice el dicho popular: “ cada casa es un mundo ”.
No se pueden hacer planes generales pues en lo general se pierde el efecto individual.
La base de la sociedad es la familia, así lo declara nuestra Constitución de la República en el artículo No.40 del Cap. II .

Textual copio: Artículo 40.- La familia es la base de nuestra sociedad. El Estado velará por su estabilidad moral y material, para la mejor formación de los hijos dentro de la sociedad.
La familia es la célula de la sociedad, así como un organismo vivo está compuesto de células, así la sociedad es un organismo vivo compuesto por células que son las familias, las cuales están compuestas por individuos de diferentes edades.
Así como las células del cuerpo pueden enfermar y deben ser atendidas y restauradas, así las familias enferman porque están enfermos sus miembros.
Y no hablo de una enfermedad física sino del alma y del espíritu, áreas que muchas veces no se tienen en cuenta cuando se realizan los planes sociales.
Pero no debemos olvidar  que el ser humano es : espíritu, alma y cuerpo. Es así que hay diferentes especialistas para la restauración de cada área.
Los planes sociales que se enfocan solamente en los recursos económicos están equivocando el camino y, lo que es peor, están perdiendo dineros que
podrían ser un instrumento maravilloso bien utilizado.
Debemos saber que si una persona no cambia su manera de pensar no cambiará su manera de vivir.
Sí debemos ayudar, acompañar y realizar un seguimiento a las personas que no han podido salir adelante por sus propios medios, pero debemos hacerlo con sumo cuidado de que “el remedio no sea peor que la enfermedad”.
Teniendo cuidado de no duplicar esfuerzos, de no trabajar doble, de no gastar en lo innecesario. Tratando además de acompañar cada proceso hasta que la persona pueda salir adelante, pero no convirtiendo la asistencia social en algo de tal dependencia que al individuo le sea imposible tomar decisiones por si mismo.
Muchas veces se piensa que cuanto más ceros tenga la cifra a invertir en planes sociales, estos serán más eficientes, no es así. Nuestro país tiene un gran número de ONGs. que desde hace años están realizando tareas muy buenas y muy eficientes, tenemos Ministerios diferentes para cada área de la sociedad, tenemos recursos naturales, etc , se debe coordinar todo esto y,
sumado a las leyes, realizar un gran impacto social.
Claro que esto exige esfuerzo y dedicación, primeramente de quienes realizan esta coordinación y acción y de aquellos que son beneficiados por esta acción.
Con respecto a las leyes, estas deben fortalecer la familia y no, como viene sucediendo desde algún tiempo, que algunas de las leyes que se están aprobando van desmembrando a la familia y quitándole su lugar de preeminencia dentro de la sociedad. Es lamentable tener que afirmar que los resultados, de esta desvalorización de la familia, están a la vista.
Así como en una familia no puede haber hijos preferidos ni mejor tratados que otros, así como no puede haber hijos mal criados pues a la larga van a ser perjudiciales para la familia y para la sociedad, así tampoco puede haber grupos humanos que sean “privilegiados” sobre otros, grupos a los que no se les exija el cumplimiento de las leyes y a otros grupos de la sociedad si, pues
esto si es injusticia social, esto, al igual que en una familia que así procede, produce división y enfermedad, como comentaba al principio, enfermedad de las relaciones, hay violencia y surge el caos.
Del mismo modo una sociedad debe estar basada, como dice también la Constitución de la República, en la igualdad de todos sus habitantes, todos somos iguales ante la ley por lo cual a todos se les debe exigir igual.
La ignorancia de la ley no es atenuante por lo cual hay que aplicarla y hacerla cumplir. Si no se hace así surge el resentimiento de aquellos que sí la cumplen sobre los que no lo hacen. O no recuerdan que cuando éramos niños si se nos exigía el cumplimiento de algo en nuestras casas y a nuestros hermanos no, no recuerdan que nos quejábamos? y hasta levantábamos la voz para hacer valer nuestros derechos?
Una sociedad es como una gran familia donde debemos tener el cuidado de exigir a todos sus miembros la misma responsabilidad, los mismos deberes y otorgarles los mismos derechos.
Y algo muy importante, los padres deben predicar con el ejemplo.
Al igual en la sociedad, los gobernantes y aquellos que estén en sitios de autoridad deben predicar con el ejemplo, ser los primeros en cumplir con sus deberes, y los primeros en trasmitir valores a la sociedad, de esa forma podrán exigir el cumplimiento de los deberes a los demás.
Este tema es mucho más amplio y sin duda dará para que continúe reflexionando sobre cada “enfermedad” que aqueja a la familia y a la sociedad, pero para que comencemos a meditar sobre este tema creo que es suficiente.

Irene Marsiglia – Promotora Social y Legal

2 Abr '13

Deja un comentario

*