PREOCUPACIÓN POR SITUACIÓN EN COREA

Corea del Norte entró en «estado de guerra» con Corea del Sur, según han informado medios estatales de ese país. El partido, los ministerios y otras instituciones tratarán desde ahora todas las cuestiones entre los dos países de acuerdo al «protocolo de guerra», señala el comunicado oficial emitido este sábado por el país comunista.

Por el momento, no se informó nada de una posible orden de ataque. Las Fuerzas Armadas norcoreanas esperan nuevas órdenes del líder norcoreano, Kim Jong Un. Según los medios estatales, la «decisión importante» de Kim es un ultimátum a las fuerzas enemigas.

Ambos países se encuentran formalmente en estado de guerra desde el fin de la Guerra de Corea, que se extendió entre 1950 y 1953. Hasta ahora nunca se firmó un acuerdo de paz.

En Pyongyang, se sostuvo que la situación en la que en la península coreana no había ni guerra ni paz quedó atrás. Cada provocación en la cercanía de la frontera terrestre y marítima con Corea del Sur desembocará en un «conflicto amplio y en una guerra atómica».

También se reforzaron otra vez las amenazas directas contra Estados Unidos. Como posible objetivo se habla del suelo estadounidense, de Hawaii y de Guam así como de las tropas estadounidenses estacionadas en Corea del Sur.

Las tensiones en la península aumentaron claramente con el tercer test atómico norcoreano en febrero. El Consejo de Seguridad de la ONU amplió entonces las sanciones contra Pyongyang.

El viernes, según los medios estatales, Kim ordenó preparar los misiles estratégicos para ataques contra Estados Unidos y Corea del Sur.

De esta manera, Corea del Norte reacciona a los vuelos de prueba que realizaron dos bombarderos invisibles estadounidenses sobre Corea del Sur.

Corea del Norte acusa a ambos países de estar preparándose para una guerra atómica con los ejercicios militares que realizan anualmente.

A pesar de esta nueva amenaza, Corea del Norte dejó entrar hoy sábado en su territorio a los viajeros surcoreanos, informó el Ministerio de Defensa en Seúl.

Día a día, salvo los domingos, cientos de surcoreanos ingresan al parque industrial común en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong. El complejo industrial es una importante fuente de ingreso de divisas para la empobrcida aunque fuertemente armada Corea del Norte.

SEÚL ALERTA

Seúl no detectó hoy movimientos inusuales en las tropas de Corea del Norte, después de que el país comunista asegurara haber entrado en un «estado de guerra» en un nuevo episodio de su endurecida campaña de amenazas.

Las Fuerzas Armadas surcoreanas, que desde hace semanas mantienen una estrecha vigilancia sobre Corea del Norte debido a las repetidas amenazas del régimen de Kim Jong-un, no han detectado en las últimas horas acciones de relevancia en el país vecino, indicó una fuente militar a la agencia local Yonhap.

El Ministerio de Defensa de Seúl, por su parte, emitió un comunicado en el que denunció la «ofensiva» retórica norcoreana como una serie de «amenazas inaceptables» que «perjudican la paz y la estabilidad en la península de Corea» y reiteró su compromiso de responder con dureza a un hipotético ataque del vecino.

«Nuestro Ejército mantiene una completa preparación para no dejar puntos ciegos en la protección de la vida y la integridad de los ciudadanos» de Corea del Sur, expuso Defensa en un comunicado.

Por su parte el Ministerio de Unificación surcoreano, encargado de las relaciones con el Norte, restó importancia al último anuncio norcoreano, que enmarcó en la reciente campaña de amenazas verbales del país comunista.

En un despacho de la agencia estatal KCNA, Corea de Norte aseguró hoy que ha entrado en «estado de guerra» y advirtió de un «combate a gran escala» fuera de la región.

Desde que el pasado día 7 el Consejo de Seguridad de la ONU ampliara las sanciones a Corea del Norte por su última prueba nuclear de febrero, el régimen de Kim Jong-un ha dirigido amenazas casi a diario a Corea del Sur y Estados Unidos. Entre ellas, destaca la amenaza de un ataque nuclear preventivo a Corea del Sur y a Estados Unidos, que el régimen comunista reiteró ayer.

Estados Unidos se compromete a defender a Corea del Sur ante un hipotético ataque del Norte desde la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio que hasta hoy sitúa en estado técnico de guerra a los dos lados de la península.

Fuente: Voz de Galicia

30 Mar '13

Hay 1 Comentario.

  1. Sembrador
    10:19 am marzo 31, 2013

    Lo del gordito norcoreano no parecen más que bravuconadas, pero… hay que estar orando por la paz.

Deja un comentario

*