EL ÉXITO DE LA BIBLIA EN HISTORY CHANNEL

Hasta los momentos una de las series más exitosas del año en televisión por cable, ha sido The Walking Dead de AMC; sin embargo, el pasado domingo History Channel, tuvo el mayor rating de televisión por cable de 2013 con el principio de una historia en donde sólo el personaje principal resucita de entre los muertos, y no lo hace sino hasta el final.

Las primeras dos horas de la adaptación de History Channel de La Biblia, tuvieron más de 13.1 millones de espectadores; más que todos los shows de ficción de cualquier canal de televisión por cable.

Este tipo de números, son los que llaman la atención de los altos ejecutivos de la televisión; y atención en ese mundo significa copiar. Por ejemplo, el año pasado History tuvo increíbles números con Hatfields y McCoys, y ahora NBC está sacando la serie de ambas. Así que no fuera sorpresa para nadie que salieran más series basadas en la religión, a partir de la de La Biblia.

La fe religiosa juega un papel muy importante en la vida de muchas personas. Sin embargo, la televisión tiene el hábito de no saber lidiar con los personajes de fe, o no lidiar con ellos en lo absoluto. Por un lado se tiene a los personajes marcados como villanos o hipócritas: el Hermano Justin en Carnival, Caleb en Buffy la Caza Vampiros, El Papa y los cardenales en Los Borgias; y por otro tenemos los personajes definidos en su religión como la familia Flanders en Los Simpsons. Pero sobre todo la mayoría de los personajes en la televisión, no es que no son religiosos, sino que si tienen algún tipo de fe, ésta se encuentra en algún lugar fuera de la pantalla.

Lo que realmente se necesita más, son personajes que tengan fe, pero que sean tratados como todos los otros personajes, como personas complicadas, a veces buenas, a veces malas, que su fe es parte de ellos, pero no necesariamente los hace ejemplares o terribles.

Friday Night Lights es un buen ejemplo para muchas cosas; la fe era importante para las personas de Dillon, Texas; iban a misa, rezaban por sus problemas, tocaban rock cristiano en sus garajes. Esto no arreglaba mágicamente las cosas, y no hacía que las personas de ese pueblo fueran mejores o peores personas que las de cualquier otro lado del mundo, pero el show se lo tomó a pecho y lo hizo una realidad del punto de vista de sus personajes.

La televisión por cable tiene un poco más de libertad de acción en tratar la religión con matiz, aunque no lo hagan siempre. Por lo menos Big Love, puede haber recibido críticas de los mormones por su representación de la poligamia, pero también fue una mirada rica y multifacética a las formas en que la religión afectaba la vida de los personajes, para bien y para mal. Sí, Juniper Creek fue afectado por los falsos profetas, pero en la familia central del show, cada esposa, incluso Bill, cuando se comportaba de manera despreciable, eran guiados por el deseo de acercase más a Dios y a lo que Él significa. De una forma muy diferente, Game Of Thrones ha lidiado en cómo la religión afecta la guerra, la política y sus personajes.

En la señal nacional una de las historias más interesantes ligadas a la fe que se han dado últimamente, es The Good Wife. Alicia Florrick, la protagonista, es una atea que se niega a esconder su visión para ayudar a la campaña gubernamental de Peter, su esposo. Al mismo tiempo, su hija adolescente es llevada por unos amigos al cristianismo, y parte de lo interesante del show es ver cómo Alicia reacciona y maneja su papel de mamá ante la identidad diferente de su hija, éste ha sido ejemplar sin ser excedida.

Sin embargo, éstas siguen siendo excepciones; la razón por la cual las series de televisión deberían tener personajes religiosos y tomarlos en serio, es la misma por la que deberían tener personajes de diferentes razas y culturas; no como un acto de caridad, sino porque esto hace que las historias sean mejores. Las personas creyentes, son personas interesantes, las personas haciéndose la gran pregunta, son interesantes; y los programas de televisión que representan la vida real como ésta es, que tienen personajes específicos en vez de genéricos, son interesantes.

Pero claro, los programadores muchas veces piensan que las cosas interesantes, pueden en verdad ser peligrosas, sobre todo cuando de religión se trata. Aunque si La Biblia sigue teniendo sus ratings así de altos, es muy probable que empiecen a salir más programas religiosos en un futuro no muy lejano.

Fuente: entertainment

7 Mar '13

Deja un comentario

*