CHINA – SECUESTRO Y ABORTO FORZADO CON 7 MESES DE GESTACIÓN

China Aid denunció un nuevo caso de aborto forzado realizado a una mujer con siete meses de embarazo en la ciudad de Chuzhou al este de China, el pasado 22 de marzo, en razón de la política del hijo único en el país.

Según reveló China Aid, la mujer fue secuestrada y llevada a un hospital por autoridades gubernamentales de control natal. El aborto se produjo con una inyección letal aplicada al bebé de siete meses. A la fecha, la madre continúa hospitalizada en Chuzhou.

En una entrevista realizada al esposo de la mujer que sufrió el aborto, este señaló que estaba protestando legalmente ante el gobierno local, y discutía con ellos. El hombre también agradeció la preocupación del “mundo exterior” por el caso de su esposa. La inyección letal se aplicó el pasado viernes 22 de marzo. Su esposa “está bien” según manifestó.

“El gobierno ofreció negociar este asunto y en este momento están discutiéndolo.  No hemos contratado aún un abogado. ¡Si el gobierno no se compromete, los llamaré!”, dijo el hombre a China Aid.

La organización defensora de los derechos humanos en China expresó su condena por este “caso sangriento”. “Monitorearemos de cerca el desarrollo del caso y haremos esfuerzos para proveer asistencia a las víctimas y defender la dignidad de la vida humana creada por Dios”, aseguraron.

La organización pidió además a las personas “de conciencia” en todo el mundo, condenar en unidad y firmemente este atentado contra la vida, para que el gobierno chino sancione a quienes lo realizaron y suprima la política familiar del hijo único.

“Déjenos hablar por estos bebés que no pueden emitir sonido y proteger el derecho a la vida de los más débiles entre nosotros. El derecho a la vida es el primer derecho humano”, subrayaron.

Según un reciente informe que recopiló datos del Ministerio de Sanidad de China, desde 1971 se han realizado 336 millones de abortos y 196 millones de esterilizaciones debido a la política del hijo único.

En junio de 2012, la fotografía de Feng Jianmei inconsciente en una cama de hospital junto a su bebé abortado a la fuerza dio la vuelta al mundo, despertando las críticas a la política del hijo único en China.

Feng fue obligada a abortar a su segundo bebé por las autoridades chinas, debido a que no pudo pagar a tiempo los 40.000 yuanes (6.200 dólares) con los que el gobierno sanciona a quienes osan tener más de un hijo.

En una entrevista a Dragon TV en febrero de este año, Feng Jianmei aseguró que a pesar de cualquier compensación económica que podía proveerles el gobierno tras la divulgación de su caso, ella y su esposo “fuimos los que más perdimos. Perdimos un bebé”.

Fuente: Aci

28 Mar '13

Hay 1 Comentario.

  1. Sandra A.
    11:16 am marzo 30, 2013

    ¿cómo puede ocurrir esto en nuestro moderno mundo? ¿quién es juez sobre la vida de otro ser humano? ¿De qué manera podemos ayudar a una madre a la que le quitan de su vientre un ser que ella ama? Alguien que vivía y se movía dentro de ella, solo las madres podemos saber lo hermoso que esto es y podemos tan solo imaginar lo terrible del aborto!!

    Basta de matar niños! Basta de políticas como esta!

Deja un comentario

*