USA – ENFRENTA CÁRCEL POR ESTUDIOS BÍBLICOS EN SU HOGAR

Un hombre de Phoenix se enfrenta a 60 días de cárcel por celebrar estudios bíblicos en su casa

Además de la sentencia en su contra de dos meses de cárcel, Michael Salman ha sido condenado a pagar más de US $12 mil en multas y tres años de libertad condicional, todo por utilizar su casa para reuniones semanales de estudios bíblicos.

La oficina del fiscal de la ciudad de Phoenix dijo que él violó los códigos de construcción de la ciudad organizando una reunión regular en su casa.
Esta batalla entre la familia de Salman y la ciudad lleva unos cinco años. En el verano de 2009, cerca de una docena de policías junto con inspectores de la ciudad, allanaron su vivienda.

Salman argumenta que la ciudad está atacando su libertad religiosa. “Queremos defender no sólo nuestras creencias, sino a cada creyente en Phoenix que quiera realizar un estudio bíblico en su casa, que ellos puedan hacerlo sin temor de que la ciudad venga a decir: No, esto ya no es sólo su hogar. Esto se ha convertido en una iglesia”, expresó Suzanne Salman.

Salman asegura que han dado alojamiento semanal a algunos miembros de los estudios bíblicos, como cualquier otro brinda hospedaje para sus juegos semanales de póquer.

Pero los tribunales de Arizona han fallado consistentemente en su contra. Declararon que él estaba convirtiendo su casa en una iglesia y que la ciudad no violó sus derechos constitucionales a la libertad religiosa.

Fuente: Mundo Cristiano/Editado por Iglesia En Marcha.Net

4 Dic '12

Hay 1 Comentario.

  1. Sembrador
    8:32 pm diciembre 5, 2012

    No tiene goyete. ¿El hogar no es un sagrado inviolable? Por lo menos eso dice la Constitución uruguaya. ¿La Constitución yanqui no? ¿No es que ellos son el faro mundial de la libertad y la democracia?
    OBVIAMENTE es persecución religiosa, contra los cristianos, ¡y en Estados Unidos! Si los norteamericanos van contra el cristianismo (la piedra fundamental en la fundación de esa nación), mal futuro les veo. Esa sociedad se va a derrumbar, ¡¡y qué ruido va a hacer cuando caiga!!

Deja un comentario

*