ASESINAN A PARROCO CRISTIANO EN SIRIA

El cuerpo de la Fadi Jamil Haddad, párroco de la Iglesia de San Elías en Qatana (afueras de Damasco), fue hallado en el distrito Jaramana de la capital, según informó la Agencia Fides. Este sitio no está muy distante de la zona donde fue secuestrado por un grupo armado no identificado.

El servicio de noticias oficial sirio dijo que el sacerdote fue encontrado con una herida de bala en la cabeza y responsabiliza a terroristas  asociados al movimiento armado de oposición, que lucha para derrocar al presidente Bashar Assad.

Según la versión oficial, el sacerdote fue secuestrado cuando trataba de ayudar en la liberación de otra persona que había sido secuestrada por militantes de este movimiento, sin embargo en Los Angeles Times no dan fe a estas acusaciones pues afirman que aún no está claro si el asesinato del sacerdote fue por razones políticas, sectarias o por bandas criminales.

Tras la tensión que se vive en esa nación, muchos sirios han denunciado el colapso de la ley y del orden junto con un incremento en secuestros extorsivos y otros delitos relacionados con la seguridad ciudadana. Los criminales han visto una oportunidad para cometer sus fechorías aprovechando el vacío de seguridad de la nación.

Según Fides los secuestradores del sacerdote habían pedido un rescate equivalente a unos 715.000 dólares para liberarle. “Fue, sin embargo, imposible de recolectar este dinero y satisfacer esta demanda exorbitante”, sostiene esta agencia.

La población ortodoxa griega es la mayor denominación cristiana en Siria, donde los cristianos representan tal vez el 10% de la población. Siria es mayoritariamente de orientación musulmana.

Los líderes cristianos de Siria sostienen que a pesar de que sus comunidades tienen raíces antiguas, se encuentran en una situación precaria. Algunos cristianos se han unido a la rebelión y demandan la dimisión de Assad. Sin embargo la mayoría respalda a Assad porque a pesar de no permitir disidencia política ha sido tolerante con las minorías religiosas.
Assad ha intentado conseguir el apoyo de los cristianos y otras minorías en contra de la rebelión armada, que es liderada por sunitas, mayoría en esta nación musulmana. Se habla de los esfuerzos realizados por el gobierno sirio para armar a las comunidades cristianas. Sin embargo, algunos líderes cristianos han instado a sus hermanos en la fe a permanecer neutrales en el conflicto.

La mayoría de los cristianos temen porque los islamistas tomen el poder y que la nación experimente violencia sectaria atacando iglesias y tiendas cristianas. Esto ya ocurrió en el país vecino de Irak tras la invasión norteamericana que derrocó a Saddam Hussein. Hussein, como lo es Assad, fue un autócrata secular que toleró el cristianismo pero tras su derrocamiento, miles de cristianos iraquíes tuvieron que huir a Siria y ahora temen que se repita la historia.

Fuente: Entre Cristianos – Editado por Iglesia En marcha.Net

15 Nov '12

Deja un comentario

*