GOBIERNO URUGUAYO CONTROLARÁ CONTENIDO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN


Detrás de todo el humo generado por la decisión de legalizar la venta de marihuana, el gobierno tenía preparada una batería de medidas variadas a través de las cuales, además de fortalecer las acciones para combatir la inseguridad pública, se establecen controles sobre los medios de comunicación para evitar que difundan información “distorsionada”. Es así que los informativos y los programas “periodísticos” quedarán regidos por las disposiciones contempladas dentro del “horario de protección al menor” y se le pidió a los medios que se autoregulen. “El decreto 488/88 excluye los periodísticos de ese control y no hay ningún fundamento que justifique esa medida”, dijo ayer el ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, durante la conferencia de prensa realizada en la Torre Ejecutiva. Allí estuvieron también los ministros de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, del Interior, Eduardo Bonomi y el secretario de la presidencia, Alberto Breccia.

Desde el comienzo de la conferencia los jerarcas ya hicieron saber su desconfianza en la labor de los periodistas. “No somos demasiado optimistas sobre la suerte que puede correr este documento. No podemos banalizar esta discusión ni, como he dicho en otra oportunidad, tinellizar la política”, dijo Breccia. Bonomi coincidió aunque con un “matiz”: “Soy optimista en cuanto a que la gente y organizaciones de empresarios, iglesias, gremios, academias van a discutir el documento. No soy tan optimista en cuanto a que los medios recojan todo el contenido del documento”, dijo.

Cuando llegó el momento de la  ronda de preguntas y la primera estuvo relacionado con la legalización de la venta de marihuana (ver páginas 4 y 5), fue Olesker el que creyó confirmar que a los periodistas sólo le interesaba ese tema. “¿Viste?!”, le dijo bajito a Fernández Huidobro.

Las medidas anunciadas incluyen además el mejoramiento de la eficacia y la transparencia del accionar de la Policía, y el aumento de las penas en el caso de corrupción policial y de tráfico de pasta base.  También se establece el aumento de las penas mínimas para los menores infractores, la creación de un Juzgado de Faltas, el fortalecimiento del Ministerio Público y Fiscal para que se especialice en el ataque al “narcomenudeo”. Además, se montarán laboratorios especializados en el análisis de droga. Esto permitirá encontrar sustancias tóxicas en la pasta base lo que permitirá agravar la pena para el que la trafica.

Asimismo, se creará un fondo de ayuda para las familias de las víctimas de delitos violentos a través de un impuesto del 1% a los contratos realizados con el Banco de Seguros del Estados (BSE) y con las aseguradores privadas.

Por otro lado, se pondrá en marcha un programa de educación y de control del tránsito en coordinación con todas las intendencias

Medios de Comunicación

“Con los dueños de los medios de comunicación y con los periodistas queremos juntarnos a hablar, pero hay cosas que son nuestra responsabilidad y debemos adoptarlas para garantizar una buena comunicación”, dijo Olesker antes de anunciar que informativos y programas periodísticos estarán controlados bajo las normas del horario de protección al menor. Esta norma establece que antes de las 21 y 30 horas no se podrán emitir “escenas o imágenes de violencia extrema, pornografía, drogadicción o que exalten actos contrarios a la moral y las buenas costumbres”.

En uno de los documentos elaborado por el gobierno denominado “Resumen ejecutivo” para explicar estas medidas se advierte: “Usaremos todas las herramientas que hoy disponemos para el control de estas situaciones y no descartamos la elaboración de medidas de mayor regulación sobre el uso de imágenes de violencia en los medios”.

Luego hace un análisis breve de las forma en la que los medios de comunicación han informado acerca de la gestión del gobierno de la izquierda. “La caída sustantiva de la pobreza, la casi erradicación de la indigencia, el más bajo desempleo de la historia, las mejoras del salario real, etc, nada de esto aparece reflejado con la importancia que tienen los medios masivos de comunicación”, se señala en el documento. Se sostiene que, en cambio, ha crecido la cantidad de minutos dedicados a la información policial.

Y hace alusión a las instancias en las que “algunos medios manejan la información de manera  irresponsable y sensacionalista, convirtiendo a la información en un espectáculo, ya sea reiterando imágenes de violencia excesiva o mostrando imágenes ostensiblemente crueles o que exaltan el sufrimiento de personas u otros seres vivos”.

Asimismo, le propone a los medios que desarrollen formas de autorregulación y entiende necesarias “regulaciones sobre contenidos de los comentarios de internet que, en el anonimato muchas veces inducen a la violencia”.

Fuente: El Observador

22 Jun '12

Deja un comentario

*