CONVERTIDO PAKISTANÍ SUFRE SECUELAS POR ATAQUE


Muhammad Kamran no sabe con seguridad quién envió a los hombres que lo golpearon, después de que su esposa musulmana dijo a su familia y a la suya que él se había convertido en cristiano. El hombre de 34 años de edad, originario de Karachi, dijo que los hermanos de su esposa habían empezado a ir a su oficina amenazándolo antes de que los asaltantes no identificados lo atacaran mientras retornaba a casa hace dos años. “No sé quien envió a esos hombres,” dijo Kamran. “Podría haber sido mi familia o la de ella. Me dieron una golpiza cruel, cuyos efectos sigo sufriendo hoy. Sus puntapiés y golpes hirieron severamente el área pélvica y de la ingle y aun hoy sufro dolor.” En el presente ambiente religioso de Pakistán, ni siquiera la ayuda de un político local ha podido obtener financiamiento para que un convertido del Islam pague el tratamiento médico. “El principal obstáculo que enfrento es su nombre,” dijo el político, que hablaba bajo condición de anonimato. “Solo puedo recomendar fondos gubernamentales para personas que pertenecen a las comunidades minoritarias, pero buscar financiamiento para un hombre de nombre Muhammad y con “cristiano” en la columna de religión en un formulario oficial es una receta para el desastre y francamente la situación en Pakistán no da para que uno esté dispuesto a exponerse a ese riesgo tan grande.”
La esposa de Kamran le dio el divorcio, luego él se casó con una mujer cristiana, pero los miembros de su familia siguieron con sus amenazas. Él y su esposa Asha, ahora con ocho meses de embarazo, han cambiado de residencia cuatro veces para evitar contacto con su familia. La esposa dijo a Compass que viven con temor constante. “Cada día, recibimos llamadas telefónicas amenazantes,” dijo ella. “Ahora le están pidiendo que nos abandone y que renuncie al cristianismo, amenazando con matarme a mí y a nuestro hijo.”
Fuente: Compass Direct / Redacción: Iglesia En Marcha.Net
2 Jun '12

Deja un comentario

*