POR HOY ALCANZA

– Mateo 6:25 – 34 –
Hay tramos del camino de nuestra vida cuando todo se torna aburrido,
repetitivo y tedioso. Parece que no tiene sentido lo que hacemos. Cada
día hacemos lo mismo y sin variantes que nos entusiasmen. ¿Le ha pasado
alguna vez esto?…entonces bienvenido al club, ya somos socios unos
cuantos. Me he preguntado muchas veces sobre cómo pueden las
personas enfrentar y salir adelante con esas fatigosas tareas rutinarias y
sobre esas funciones agregar otras cargas más pesadas… Salarios
insucientes, injusticias sociales, desamparo sobre la salud, viviendas
precarias y otras cargas pesadas que quitan el ánimo y la conanza.
En el pasaje que hoy aparté, nos encontramos con palabras de Jesús que
nos muestran un camino que podemos seguir al pasar por esos trechos del
camino de la vida cuando todo parece no tener sentido. Jesús dice: “Así
que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su
afán. Basta a cada día su propio mal” v. 34.
Esta sección del Sermón del Monte comienza con el verso 25. El Señor, muy
sabiamente, dice que las preocupaciones más grandes de las personas en
esa época, y en la nuestra también, son comida, bebida, vestimenta y salud.
La pregunta nal de su primera frase es un planteamiento reexivo. La vida
en si misma tiene mucho más valor que todas esas preocupaciones que
son válidas, pero temporales. La vida también lo es, pero, a largo plazo, ella
es más importante que gastar excesivo tiempo en aquellas
preocupaciones.
Según la enseñanza, la vida tendrá más valor si por encima de las
preocupaciones por lo transitorio, buscamos lo que permanece: EL REINO
DE DIOS Y SU JUSTICIA.
Si buscamos a Dios en primer lugar, Él proveerá para lo demás.

Pastor Lemuel Larrosa

Tomado de El heraldo de la Piebu

15 Mar '12

Deja un comentario

*