ASIA BIBI Y SU FAMILIA PODRÁN OBTENER ASILO POLÍTICO EN FRANCIA

Durante la presentación en España del libro “Sacadme de aquí” (LibrosLibres), el dramático relato del cautiverio de la cristiana pakistaní Asia Bibi condenada a muerte por una blasfemia que nunca pronunció, en la sede de Ayuda a la Iglesia Necesitada, la periodista francesa Anne Isabelle Tollet, coautora junto con Bibi de dicho libro, ha anunciado que Francia dará asilo político tanto a Asia como a toda su familia en el mismo momento en el que salga de la prisión en la que espera su ejecución, sies que dicha circunstancia de su liberación llega a producirse.

La periodista también llamó la atención sobre el hecho de que dicha evacuación del país habría de ser inmediata, es decir, de la prisión al aeropuerto y de allí a Francia, pues al día de hoy, la vida de Asia Bibi corre menos peligro dentro de la cárcel que fuera de ella, donde los imames la han condenado a una muerte que muchos están dispuestos a ejecutar como ya fueron ejecutadas la de Salman Taseer o la de Shabaz Bhati, gobernador y ministro que se pronunciaron a favor de Asia Bibi.

En la presentación del libro, la periodista ha explicado cómo fue el proceso que hizo posible la realización de la obra. Ella acompañaba a Ashiq, el marido de Asia, a prisión, en su visita de cada semana. Una vez allí, él realizaba a Asia las preguntas que le proponía la escritora y traía las respuestas a ésta, la cual tomaba nota inmediatamente de los hechos del relato, pues ni Ashiq ni Asia podían hacerlo al no saber escribir.

También ha revelado que no tomó la decisión de escribir el libro sin consultarla previamente a Shabaz Bhati, el ministro de las minorías asesinado precisamente por manifestarse favorablemente a Asia, el cual se mostró de acuerdo con ella en que tal iniciativa podía ser muy positiva para la suerte de Asia Bibi.

Anne Isabelle Tollet ha informado de que la verdadera intención del Gobierno pakistaní no es la de resolver el recurso que Asia Bibi ha interpuesto contra su condena a muerte en un sentido o en otro, sino el de dilatar el juicio y la toma de una decisión, en la esperanza de que Asia se muera en prisión, evitando así un embarazoso problema internacional.

La periodista, que ha pasado varios años en Pakistán, país que consecuentemente conoce muy bien y donde le pilló la detención de Asia Bibi, ha explicado que el clima de terror que sufren los cristianos es tan insoportable, que no son pocos los que declaran estar de acuerdo con la condena y afirman que “Asia Bibi debe morir por haber blasfemado”.

Por último, señaló que los derechos de autor de su obra van íntegramente destinados a la familia de Asia Bibi, que los necesita para sobrevivir.

Fuente: Religión en Libertad

8 Mar '12

Deja un comentario

*