“VOY A VER A JESÚS… QUIERO VER A JESÚS”

Con referencias a la Biblia y deseos de ver a Jesús, así vivió Whitney Houston sus últimos días y amigos de la cantante aseguran que ella sentía que su final estaba cerca.

De acuerdo con TMZ, Whitney interpretaba himnos y tenía intensas conversaciones acerca de Cristo y la vida eterna, por lo que se había vuelto muy “espiritual”.

Al mencionado sitio web, las personas cercanas a Houston le indicaron que el viernes, después de que cantó “Yes Jesus Love Me” en un centro nocturno de Hollywood, Whitney dijo a uno de sus amigos “Voy a ver a Jesús… Quiero ver a Jesús”.

La mañana siguiente, es decir, horas antes de su muerte, la cantante discutía el pasaje bíblico de Mateo capítulo 3 versículo 13, sobre el bautizo de Jesús.

Además otra fuente señaló a TMZ que Whitney había estado diciendo a sus amigos que sentía que su hora se acercaba.

La noche antes de su muerte, Whitney Houston subió al escenario para cantar su última canción “Sí, Cristo me ama“(Yes, Jesus loves me).

Fue el viernes, en un concierto de Kelly Price & Friends previo a la entrega de los Grammy, a los cuales Whitney tenía pensado asistir.

En ese concierto Houston se subió al escenario y entonó espontáneamente la cancón gospel “Yes, Jesus loves me” testificando en quien ella tenía puesta su fe.

Poco después fue hallada muerta en el cuarto piso del Hotel Hilton de Beverly Hills.

Whitney Houston fue educada como bautista, aunque también frecuentó iglesias pentecostales. Después de su boda con Bobby Brown su vida se vió sumida en la tragedia llegando a la adicción a las drogas.

Sin embargo, superando los malos momentos, siempre destacó su creencia en Jesús afirmando que “los cambios por los que pasamos, las transiciones que atravesamos, las pruebas que se nos presentan, como madre, luego como madre sola… todo tuvo sus altibajos, pero siempre mantuve mi fe”.

Fuente:Acontecer Cristiano

21 Feb '12

Deja un comentario

*