ORAMOS ACOMPAÑANDO A LOS QUE SUFREN POR LA TRAGEDIA OCURRIDA EN NUESTRO BARRIO DE ONCE.

El terrible accidente ocurrido en la estación de Once  nos motiva a la acción,  a la oración y a la reflexión. Pérdidas de vidas,  dolor, angustia,  y todo tipo de preguntas,  incluyendo las que tienen que
ver con el Señor:   “¿Dónde estaba Dios?”

Lo más desafiante es descubrir  que nuestro Dios todopoderoso,  y soberano,  está allí donde está el sufriente,  el débil,  el que
llora,  el accidentado.   Por eso,  pedimos en oración su  consuelo,
su salud, su recuperación,  asistencia,  acompañamiento,  ánimo,  y más aún,  su redención.

Frente al sufrimiento,  tenemos todo el derecho e incluso la responsabilidad de argumentar y cuestionar.  Hay responsabilidades éticas que nos comprometen y que nunca deben ser dejadas de lado.
Claro que la explicación de las razones que condujeron al sufrimiento, o la descripción más objetiva del sufrimiento no necesariamente aliviana el sufrimiento.
Pero,  aunque el tema quede abierto y sin respuesta,  lo que siempre se puede y debe hacer es actuar con compasión,  solidaridad,  y con ánimo de redención.

Cada uno personal y familiarmente está orando desde el momento en que nos enteramos de lo sucedido.

Como iglesia ya hemos comenzado a orar el miércoles en nuestra reunión de oración, pero en ambos cultos dominicales (Ecuador 370),  a las 11 y 19 hs. y el lunes en nuestro Centro Recoleta (Av. del Libertador 1140),  20 hs. nos uniremos comunitariamente en oración.

Estaremos intercediendo con todas nuestras fuerzas por los familiares que han perdido seres amados,  por los que están accidentados o participaron del viaje,  por los que tienen que tomar decisiones sobre lo ocurrido y agradeciendo a Dios por aquellos que muestran un gran esfuerzo solidario y servicial.

Filipenses 4: 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

TOMAS MACKEY
Pastorde la Iglesia Evangélica Bautista de Once

La Iglesia se encuentra a 300 metros de la estación ferroviaria donde se produjo la catástrofe.

Fuente: ABA

Iglesia En Marcha .Net

24 Feb '12

Deja un comentario

*