LEY ANTI-PIRATERÍA PODRÍA SER APROBADA EN USA

La versión en inglés de Wikipedia ha sido el primer gran portal en secundar el “apagón” de este miércoles  18 en protesta por la ley antipiratería estadounidense. De este modo, la enciclopedia online mantiene cerrada su página web desde las 06.00 (hora española) y durante 24 horas en señal de protesta por la llamada ley SOPA (Stop Online Piracy Act) que se propone aprobar el Congreso de Estados Unidos. 

De ser aprobada, esta legislación obligará a las compañías de Internet a bloquear el acceso a las páginas que permitan descargas ilegales y prohibirá a los anunciantes colgar su publicidad en estas webs. Además, en caso de litigio, la carga de la prueba recaerá sobre el distribuidor de contenidos, en lugar del denunciante.

 

La protesta se lleva a cabo por multitud de webs adscritas al movimiento Web Goes on Strike. En dicho portal se dan las instrucciones para que cualquier página web que lo desee se quede “en blanco” durante 12 horas, de 8.00 a 20.00 horas EST (de 14.00 a 2.00 horas en España). Algunas webs, como Wikpedia, han ampliado su desconexión a 24 horas. Aparte de la página cofundada por Jimmy Wales, se han sumado a la protesta gigantes como Reddit, Mozilla, WordPress, Free Software Foundation, Destructoid, Twitpic y Minecraft, entre otras.
Salvo en el caso de Wikipedia, cuya versión en inglés no está accesible desde ninguna parte del mundo, no se prevé que el ‘apagón’ de la mayoría de las páginas afecte a los usuarios fuera de Estados Unidos.
La decisión de Wikipedia forma parte de una campaña a la que también se han sumado importantes empresas estadounidenses como Google, Yahoo!, eBay, Facebook y Twitter, que si bien no se han sumado al ‘apagón’ (al menos de momento), tal y como se barajó hace unos días, han instado a los legisladores a rechazar ambos proyectos de ley a través de anuncios en la prensa.
En el caso de Google, según la web CNet, aunque no se efectuará un “apagón”, si podrá encontrarse un link que explicará la oposición de la compañía a estas leyes.
En este contexto, la Casa Blanca manifestó el sábado su temor a que la SOPA y la PIPA puedan vulnerar las garantías jurídicas de las compañías que operan en Internet, así como la libertad de expresión. No obstante, a favor de estos proyectos de ley están las empresas de Hollywood y News Corporation, del magnate de la comunicación Rupert Murdoch, quien a través de su cuenta de Twitter ha criticado la dudas del Gobierno de Barack Obama
Proyectos de ley a debate
Tiffiniy Cheng, cofundadora de Fight for the Future, dijo anoche en un comunicado que se trata de una “una lucha por la libertad de expresión” y que, a su juicio, tanto SOPA como PIPA, “se han pasado de la raya”. “La protesta contra SOPA es la mayor protesta en línea que jamás se haya organizado. Varios centenares de millones de personas… verán mensajes sobre los peligros de censurar el Internet, y eso es algo sin precedentes”, afirmó Cheng.
En la mira están las dos versiones del proyecto de ley cuyo objetivo es combatir la piratería en Internet de películas, vídeos, música y demás contenidos protegidos por el derecho intelectual.
La medida PIPA será sometida a debate y voto en el Senado a partir del próximo 24 de enero, mientras que SOPA será sometida a un voto preliminar, pero clave, en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes el mes próximo. 

El principal autor de la iniciativa en la Cámara Baja y presidente del Comité, el republicano Lamar Smith, dijo que la ley SOPA busca proteger a los consumidores, negocios y empleos “de ladrones extranjeros que roban la propiedad intelectual de EE UU”. El proyecto de ley goza de un amplio apoyo del sector de entretenimiento -como el de Hollywood-, empresas farmacéuticas y publicaciones, mientras las empresas de Silicon Valley se han volcado en su contra.

La Casa Blanca se opone a la medida en su versión actual por considerar que ésta podría suscitar demandas contra empresas cibernéticas y perjudicar a negocios legítimos, además de atropellar el derecho a la libertad de expresión. De hecho, el sábado pasado, la Casa Blanca sugirió en un comunicado que el presidente Barack Obama vetará cualquier medida que “reduzca la libertad de expresión, incremente los riegos a la seguridad cibernética, o socave” la red cibernética global.

Se prevé, no obstante, que los legisladores modifiquen una controvertida cláusula en ambas versiones de la ley sobre la exigencia de que los proveedores de Internet bloqueen el acceso a sitios extranjeros que infrinjan los derechos de autor.

Si bien todos coinciden en la necesidad de combatir la piratería, la legislación ha causado polémica precisamente porque busca que las empresas web estadounidenses bloqueen el acceso a sitios extranjeros y además les nieguen sus servicios.

Fuente: 20 Minutos
18 Ene '12

Deja un comentario

*