FALLECIÓ FUNDADOR DE LA IGLESIA GITANA EVANGÉLICA EN ESPAÑA



Este pasado 23 de agosto falleció a muy avanzada edad, quien sin duda fue
uno de los grandes hombres y nombres en la historia del pueblo evangélico en España. Se le conocía como “El Emiliano” o “El hermano Emiliano”.

Su conversión a Jesús fue en Francia, cuando alguien le predicó en una plaza hace unos 45 años . Allí  Le Cosec, pastor de las Asambleas de Dios, le instruyó junto con otros gitanos convertidos. A los pocos meses falleció su mujer, dejço entonces a sus hijos a cargo de un yerno en Francia y se fue a España para compartir lo que había escuchado y experimentado con su familia y conb el pueblo gitano. El primer lugar al que llegó fue Santander, allí el impacto de su predica y su testimonio fueron enormes.
Poco tiempo después abrió una obra en Aranda del Duero, Soria y Valladolid. Como aporte informativo sobre “El Emiliano” y los inicios de lo que luego fue la Iglesia Filadelfia, A. Baldomá y Enrique Yen dijeron a Protestante Digital que a principios de los años 60 llegaron a España desde Francia otros creyentes gitanos que impulsaron la evangelización en diferentes regiones entre el pueblo gitano, especialmente en Catalunya.

Así vinieron de Francia “El Marido” a Aragón, Jaime a Lérida (Balaguer), el “hermano Castro” a Sabadell, luego Joselito y Lari que fueron a Andalucía. Un tal Palko no era gitano y nunca levantó obra, pero como ex cura convertido a la fe evangélica era como un maestro para ellos, siendo además el primer secretario de la obra establecida  a nivel nacional.

Iglesia de Filadelfia
El Emiliano fue un factor humano fundamental para comenzar lo que es posiblemente el mayor avivamiento espiritual que España haya experimentado cuantitativamente. El fruto de esta extensión del Evangelio entre el pueblo gitano es lo que hoy se denomina “la Iglesia Filadelfia”.  Para ellos y para muchos evangélicos españoles, se trata de un auténtico patriarca de la fe.
Fruto de su impulso y trabajo deja tras de sí más de 1.000 iglesias fundadas, superando los 200.000 miembros y con cerca de 3.000 pastores y obreros sólo en España.
Su representante más conocido es el pastor Juan José Cortés, padre de la niña asesinada Mariluz. Pero es sólo la punta del iceberg. Además de su faceta espiritual en el movimiento de la Iglesia Filadelfia existe toda una obra de escolarización, de integración social, de prevención de la marginación, la delincuencia y la drogadicción, de un estilo de vida responsable con apoyo a la dignidad de la mujer. Esta labor conocida hoy sólo en parte, recibirá algún día el reconocimiento que merece.


El hermano Emiliano fue un trabajador incansable, luego de establecer la obra en suelo español y con el surgir de nuevos líderes se fue a Portugal donde predicó tres años. Hoy deja tras de sí en aquel país unas 200 iglesias establecidas, con más de 600 obreros y pastores y cerca de 50.000 miembros.

Sus restos fueron velados en Santander, lugar donde residía.


Fuente: Protestante Digital – Edición: Iglesia En Marcha.Net
28 Ago '11

Hay 2 Comentarios.

  1. Israel
    10:38 am septiembre 7, 2011

    En verdad fue un apóstol para la obra de Dios con una unción inmensa,siendo ejemplo en todo para todos y en especial a los que fue llamado,al pueblo gitano. De su obra se conoce poco,pero hay muchos testimonios de milagros,prodigios y sanidades,por donde iba liberaba endemoniados (en esto Dios le uso poderosamente) y siempre sirvió al Señor a tiempo completo sin pedir nada a cambio. Antes de partir le dijo a su familia: Me voy de viaje y esta vez me voy a estar con el Señor.

  2. olinda
    9:21 pm septiembre 11, 2011

    mi sentido pesame atodos los de su familia

Deja un comentario

*