“QUIERO SER NARCO”


El Ministerio del Interior pretende que la legislación habilite a procesar con prisión domiciliaria a los narcos responsables de las bocas de pasta base para poder tenerlos bajo control. La cúpula del Ministerio del Interior explicó en el Parlamento que el principal problema a la inseguridad lo generan las bocas de pasta base. Con la detención del responsable no se corta el negocio sino que se incrementa.

El director nacional de Policía, Julio Guarteche explicó el lunes en la Comisión de Constitución y Códigos que el objetivo de los megaoperativos es controlar a los narcos que abastecen las bocas.

Guarteche planteó que cuando tienen “éxito” y detectan una boca de venta de drogas, un integrante de la organización se hace responsable de la distribución. Esa misma noche la boca debe trabajar más para pagar el abogado. “Tenemos que atacar las bocas de distribución de una forma diferente”, afirmó y agregó: “De lo contrario, constatamos que el 100% reincide”.

En esa línea el ministro Bonomi explicó que analizan la posibilidad de que “cuando caiga uno de  los individuos que actúa en la boca no vaya preso sino que tenga prisión domiciliaria, de modo que la asistente social que hace el seguimiento pueda entrar durante las 24 horas”. Aclaró que cuando tomen una decisión al respecto, la elevarán a la Comisión.

“Quiero ser narco”
Una encuesta que fue mencionada en el Parlamento por Guarteche, alertó a las autoridades del Ministerio del Interior. Según afirmó “hace poco se hizo una encuesta en la que se preguntaba a los menores qué querían ser cuando llegaran a adultos. La respuesta que más se repitió fue que querían ser narcotraficantes”.
El subsecretario del Interior, Jorge Vázquez señaló que esa información surgió de “varias encuestas, algunas de hogares y otras de estudiantes de enseñanza media”. El Observador intentó obtener más datos de esa encuesta pero desde el Ministerio del Interior no se proporcionó información.

El director nacional de Policía, planteó que este tema ha sido la principal motivación de los megaoperativos: “crear una barrera que impida que los jóvenes y niños lleguen a convertirse en delincuentes”, ya que tienen al narcotraficante como “modelo”.
Guarteche sostuvo que “en una determinada área geográfica no es el Estado el que manda sino el señor feudal, quien pone reglas diferentes a las reglas de convivencia que tiene la sociedad”.

Sin embargo, desde que comenzaron los megaoperativos en cada uno de ellos han sido procesados contados vendedores de  pasta base. En algunos hubo un procesado, en otros dos y en varios ninguno. La Jefatura de Policía informó que aún no ha desglosado esos datos.
En esa ocasión el ministro Bonomi volvió a defender los operativos e insistió en que seguirán adelante. Destacó que la opinión de la gente que vive en los barrios donde se realizan es muy alta: el 82% los conoce y el 86% los apoya.
En opinión del ministro, es un elemento que permite evaluar lo que se dice en cuanto a que la medida “no tiene apoyo”. “La verdad es que lo ven como un apoyo porque los están robando, al igual que a los trabajadores, los estudiantes, los comerciantes”, dijo.

Mulas nuevas
De acuerdo con lo manifestado por las autoridades del Interior, la preocupación en relación al narcotráfico cambió. Guarteche dijo que el 90% de los narcotraficantes importantes del país, están presos y destacó que han caído importantes cargamentos.
En cambio, lo que inquieta  ahora “es la llegada de pasta base, que se produce como resultado de contactos con la colonia boliviana en Buenos Aires”.
Las reglas del mercado hacen que vender uno o dos kilos sea un negocio rentable. Según explicó Guarteche los proveedores contratan a personas desconocidas y sin antecedentes para que oficien como “mulas” para traer pequeñas cantidades de droga desde la capital argentina.

Insistió en la necesidad de contar con oficiales fuera del país. Según su opinión, esa es la manera de atacar el origen de la delincuencia y determinar cuáles son los delincuentes que están afectando nuestra seguridad en otros países.
“Hay muchos países como Colombia, Bolivia, Argentina, Brasil o Paraguay en los que hay criminales que están afectando nuestra seguridad”, dijo.

Fuente: El Observador
Iglesia En Marcha.Net
29 Jul '11

Deja un comentario

*