EL DIABLO ES UN COBARDE, ¿Y LOS CRISTIANOS?


Se nos anima en la carta apostólica de Santiago, a que los cristianos debemos tomar la valiente decisión de resistir al diablo (Santiago 4: 1-10). La consecuencia inmediata de esta resistencia es que el muy cobarde huye, se aparta.
Con seguridad que volverá otra vez cuando crea que estamos desvalidos, o distraídos, o en situaciones en que nos tornamos vulnerables. Hay ocasiones en la vida cuando los cristianos estamos más expuestos a los ataques directos de Satanás, quien hábilmente en algunos casos, se disfraza con elegancia. Personalmente creo que se disfraza detrás de la necesidad  que tenemos los seres humanos de divertirnos y gozar de la vida, como muchos dicen.
Es así que muchas personas deciden por ejemplo, que no puede haber fiesta y diversión sin bebidas embriagantes y consumidas especialmente en altas horas de la noche (casamientos, cumpleaños quinceañeros y otras celebraciones). Note usted que generalmente los fines de semana, y por las noches, aumenta el consumo de estas bebidas embriagantes además de la promiscuidad sexual que acompaña estas ingestas, y dicen   que es para” divertirse”. Desde esta página del HERALDO animo a los cristianos a resistir al Diablo cuando deben pensar en fiestas y celebraciones.
Un cristiano no debe quedarse y participar de celebraciones de esta naturaleza y menos en altas horas de la noche. “Las personas aman más la oscuridad de la noche porque sus obras son malas” (paráfrasis de Lemuel, tomada de Juan 3: 19 – 20). Quiero sugerir con todo respeto, y gran preocupación, que cuando debamos hacer celebraciones del tenor que éstas sean, no incluyamos bebidas alcohólicas, especialmente si hay niños y jóvenes. EL MSP de nuestro país, ha informado que el consumo de bebidas alcohólicas ha aumentado en forma alarmante entre jóvenes adolescentes. Si los no cristianos se alarman, ¿qué diremos los cristianos?
Darle rienda suelta a las pasiones y deseos, es darle lugar al Diablo. Los cristianos podemos celebrar todas nuestras alegrías a la luz del día y con alimentos y bebidas sanas y así dar buen testimonio a quienes no tienen valores y principios bíblicos. Celebremos nuestras alegrías familiares y colectivas para dar Honra y Gloria a Dios.
Lemuel J. Larrosa – Pastor en la PIEBU.
Tomado de “El Heraldo”
6 Jun '11

Deja un comentario

*