CRISTIANOS DE PAKISTÁN INTENTAN SEGUIR ADELANTE

Las escuelas cristianas y las iglesias han reabierto sus puertas y las actividades pastorales y sociales de la comunidad cristiana en Pakistán se han reanudado a un ritmo normal, aunque después de la muerte de Bin Laden el debate público es muy exacerbado y la tensión sigue siendo alta en la sociedad. Como informa desde Karachi a la Agencia Fides Mario Rodríguez, Director Nacional de Obras Misionales, “los fieles son prudentes, tratamos de hacer cada tarea con precaución, mientras que las medidas de seguridad continúan frente a los edificios cristianos”. El riesgo de graves represalias se está viviendo en Abbottabad, la ciudad donde Bin Laden se escondía. La comunidad cristiana local está en alerta máxima, 150 creyentes de la iglesia San Pedro Canisio, continúan escondidos en sus casas.
En la sociedad pakistaní, señala Rodríguez: “circulan sentimientos contradictorios: una parte de la opinión pública y las minorías religiosas han acogido con satisfacción la muerte del líder terrorista, otros sectores más radicales han expresado una enorme desaprobación. Esperemos que no se produzcan otros actos simbólicos de venganza contra las minorías”.
“La gente común, explica a Fides Bonnie Mendes, sacerdote en Faisalabad, manifiesta ira que podría explotar en cualquier momento. Hay varias razones: en primer luga para muchos Bin Laden era un héroe; después se critica al gobierno paquistaní por haber abdicado a su soberanía, dejando campo libre a las fuerzas especiales americanas; además a nivel religioso, existen polémica y resentimiento por el funeral apresurado y la ausencia de una tumba”. Estos problemas, señala el Mendes, “se agregan a los desafíos a los que se enfrentan todos los días los cristianos y las minorías religiosas en Pakistán, donde son víctimas de discriminación y violencia”.
Fuente: Ag. Fides
Iglesia En Marcha.Net
5 May '11

Deja un comentario

*