SE PROHÍBE ORAR EN LAS CALLES DE PARÍS Y MARSELLA


Claude Guéant, ministro francés de Interior, se reunió ayer con representantes de las religiones mayoritarias en Francia que son: musulmana, judía, católica, protestante y ortodoxa, para explicarles algunas de las medidas que va a poner en marcha el Gobierno para garantizar la laicidad. Entre ellas figura la de prohibir la oración en las calles de las ciudades de París y Marsella. También se creará un grupo de trabajo interministerial encargado de aclarar las condiciones del cumplimiento del principio de neutralidad en los servicios públicos y de proponer las medidas jurídicas apropiadas. Este grupo de trabajo abordará, por ejemplo, la prohibición de rechazar a un médico en un hospital o un dispensario en razón de su sexo o su religión.

Mohammed Moussaoui, presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán y uno de los participantes en la reunión, destacó el “talante conciliador” de la entrevista y reconoció que la calle “no es el lugar natural para practicar la oración de los musulmanes”. En París esto ocurre en tres zonas por la falta de espacio en las mezquitas.
La medida fue estudiada la semana pasada en un polémico debate titulado Por la laicidad y organizado por la Unión por una Mayoría Popular, el partido de Nicolas Sarkozi


Fuente: El País / Edición: Iglesia En Marcha.Net
29 Abr '11

Deja un comentario

*