INTOLERANCIA RELIGIOSA EN CHIAPAS – OTRO PASTOR ASESINADO

En lo que va del año,  más de 10 casos de intolerancia religiosa se han denunciando en  las regiónes  Altos, la zona FronterizaSelva y el Norte de Chiapas,  informó el diputado local del Partido del Trabajo,  Enoch Hernández Cruz.
La violencia por discriminación religiosa se ha manifestado en Chilil y San Gregorio, en el  municipio de Huixtán; Los Llanos y Mitzitón municipio de San Cristóbal de Las Casas; en Buenavista Bawitz, municipio de Las Margaritas; en Las Ollas y Jomalhó en el municipio de San Juan Chamula, indicó el legislador.
Asimismo, en las localidades de Nachig, Pasté y cinco  parajes más del municipio de Zinacantán; en el  poblado Cascadas de Agua Azul, en Tumbalá y en Santa Rita municipio de La Trinitaria, por mencionar solo algunos casos.

El legislador petista señaló que aunado a la intolerancia religiosa han sido perseguidos y hostigados los pastores Adán Aguilar López, Samuel Gutiérrez Solórzano, Rafael Ruiz Jiménez, Rosa Hernández Díaz, Diego Gómez Gómez, Juan Méndez Gómez y Manuel Espinosa, entre muchos otros.
Mientras que el pasado  4 de diciembre, fue asesinado por personas desconocidas en una comunidad del municipio de La Independencia, el pastor Armando López.
El crimen ocurrió justamente en el marco de los 150 aniversario de la promulgación de la Ley sobre Libertad de Culto en México.
Hernández Cruz, dijo que en Chiapas existen muchos conflictos religiosos,  sin embargo, “enumerar los casos de agresión por parte de católicos tradicionalistas, caciques e incluso autoridades locales, me llevaría mucho tiempo”, comentó.

Las quejas,  apuntó,  se han presentado por parte de del Consejo Estatal de Iglesias Evangélicas de Chiapas, la Barra Nacional de Abogados Cristianos, la Confraternidad de Iglesias Cristianas y Evángelicas (Confraternice), la Comisión  Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), e incluso con organismos internacionales como  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington,  Amnistía Internacional, entre otros.

Para el legislador,  con el crecimiento de diversas denominaciones religiosas, los conflictos se fueron extendiendo sobre todo en los municipios indígenas de la región de los Altos, la zona Fronteriza, la Selva y el Norte de Chiapas.
Desde los años 70´s  refirió, en nuestra entidad se registraron los primeros casos de intolerancia religiosa por diferencias de credo,  y en años posteriores la violencia se enseñoreó en pueblos indígenas de la región de los Altos de Chiapas profundizando diferencias de orden político y por intereses de carácter económico.

En Chiapas,  en esa década más de 30 mil indígenas fueron hostigados, asesinados, perseguidos, ultrajados y expulsados por razón de su fe,  por lo que emigraron de diversos parajes de San Juan Chamula, Chanal y Zinacantán hacia municipios aledaños  como Teopisca y San Cristóbal de Las Casas, siendo ésta ciudad donde se establecen los más grandes cinturones de miseria en la zona periférica.

El diputado pidió al Procurador de Justicia del Estado , Raciel López Salazar, esclarecer el asesinato del pastor Armando López,  y conjuntamente con la subsecretaría estatal de Asuntos Religiosos, fomentar la tolerancia y la reconciliación.
“Es necesario cerrar filas en este renglón asumiendo con responsabilidad cada uno de nosotros la parte que nos corresponde para que la ley que impulsó el benemérito de las Américas hace 150 años siga garantizando la convivencia, el respeto y la tolerancia entre los mexicanos en lo general y entre los chiapanecos en lo particular”, dijo.
De acuerdo a un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre libertad religiosa, en Chiapas hay una correlación entre la política y la religión. “Hay informes de la existencia de un pequeño número de líderes locales que manipulan las tensiones religiosas en sus comunidades para su propio beneficio político o económico”.


5 Abr '11

Deja un comentario

*