EXPLOSIÓN EN ALEJANDRÍA

Lo último que Osni Naim Michael recuerda haber visto en la Noche del Año Nuevo son cerca de doce personas paradas frente a él que desparecieron instantáneamente en una explosión de luz brillante.

En las primeras horas del 1 de enero después de una misa de celebración del Año Nuevo en Alexandria, Egipto, hubo una explosión en la iglesia ortodoxa copta de los Dos Santos. Al menos 25 personas murieron en la explosión o más tarde como resultado de sus heridas. Aun siguen sin poder identificarse los resto de una o dos personas, pues no han sido reclamadas por ningún familiar. Michael de 57 años es uno de los más de 70 que recibieron atención médica en el Hospital San Marcos por varias heridas durante el ataque de bomba. Por la onda expansiva de la explosión perdió su ojo izquierdo y se dañó de gravedad el otro. El sábado 29 de enero, mientras el resto de su país estaba atareado en motines políticos, Michael fue llevado en un avión con otras cinco personas a Alemania para recibir atención médica. El pronóstico es todavía incierto. La congregación ha organizado varias exhibiciones para honrar a las víctimas. Después del ataque de bomba, los congregantes reunieron los pedazos de cadáveres de las víctimas y utilizaron la imagen de Cristo como camilla para llevarlos dentro de la iglesia. La imagen de Cristo, protegida por el vidrio, queda manchada por la sangre de los que murieron. Varios sitios de Internet mostraron su apoyo en contra de la violencia.

Fuente. Compass Direct / Redacción: Iglesia En Marcha.Net

6 Abr '11

Deja un comentario

*