SANGRIENTOS ENFRENTAMIENTOS ENTRE CRISTIANOS Y MUSULMANES EN EGIPTO

En Moqattam, barrio pobre de El Cairo, 13 personas fallecieron y 140 resultaron heridas tras enfrentamientos entre cristianos coptos y musulmanes.
El ministerio de Salud, que brindó estos datos, no aclaró la religión de las víctimas de los enfrentamientos. Los dos bandos se enfrentaron a pedradas, indicó un responsable de los servicios de seguridad. Presente en el lugar, el Ejército disparó al aire para dispersar a la gente, dijeron algunos testigos; otros, aseguraron que los militares no solo dispararon al cielo.
El padre Yohanna de la Iglesia de Moqattam, dijo que las víctimas de los enfrentamientos fueron baleadas por los militares. “El Ejército disparó sobre coptos y nosotros tenemos los proyectiles para demostrarlo. Uno fue extraído del cuerpo de un adolescente de 14 años”, indicó.
Según el religioso, los jóvenes musulmanes lanzaron piedras, botellas y bombas incendiarias que prendieron fuego en tres viviendas, tres depósitos de plásticos y otros de cartón.
Por su parte otro líder cristiano, Samaane Ibrahim dijo que “todos murieron baleados” y que “los heridos también lo fueron por bala”, al tiempo que agregó que se lanzaron cócteles Molotov. Otro sacerdote, Butros Rushdi, afirmó que había visto siete muertos coptos y un musulmán cuando intentaba defender a sus vecinos cristianos.
Los enfrentamientos tuvieron lugar cuando los cristianos, muy numerosos en ese barrio pobre poblado por basureros del este de El Cairo, se manifestaron para protestar contra el incendio del sábado de una iglesia en el sur de la capital.


El martes más de un millar de cristianos se habían congregado en el centro de El Cairo y otros bloquearon una carretera urbana para protestar contra la violencia del sábado. “Esperábamos que el Ejército nos defendiese, pero ahora sabemos que está contra nosotros, como la policía”, dijo Saleh Ibrahim, un carpintero del barrio.
Los coptos, o cristianos de Egipto, son entre el 6% y el 10% de la población del país y se dicen víctimas de discriminación y acoso. En la noche de fin de año un atentado frente a una iglesia de Alejandría causó la muerte de 23 personas.
“La situación es grave y el Ejército se encuentra sólo en uno de los seis accesos al barrio de los zabbalin”, la comunidad cristiana que se ocupa de la recolección de residuos, dijo el padre Yohanna.

En el Centro

En tanto, la ya emblemática plaza Tahrir, epicentro de la protesta que derrocó al ex presidente Hosni Mubarak en febrero, también fue escenario de enfrentamientos con cuchillos y palos entre rebeldes y prodemocráticos.
“Unos vándalos pro Mubarak nos atacaron e intentaron entrar en la plaza Tahrir, pero pudimos rechazarlos, pegando con palos y lanzando piedras”, declaró un joven manifestante, Muez Mohamed. “Tememos que vuelvan”, agregó.

La televisión egipcia informó que “centenares de hombres con cuchillos (…) ingresaron a la plaza Tahrir”, al tiempo que mostraba imágenes del lanzamiento de piedras y de los cientos de manifestantes expulsados de la plaza.

Salvo por la presencia de dos tanques del Ejército que protegen el museo nacional situado junto a la plaza Tahrir, no se veía fuerzas de seguridad.
Los islamistas Hermanos Musulmanes acusaron a los partidarios de Mubarak de favorecer o provocar la violencia en el país, un punto de vista que comparte gran parte de la población.

Egipto pasa por una etapa de transición tras el derrocamiento del ex presidente, que gobernó el país durante tres décadas con mano férrea, y que fue un aliado clave en la región de Estados Unidos e Israel. Por el momento las fuerzas armadas dirigen el país y el gobierno tiene a su cargo los asuntos corrientes. Los militares prometieron dar el poder a un gobierno civil elegido democráticamente en septiembre.

Las cifras
Entre 6 y 10% de la población de Egipto es copta; el otro 90% son musulmanes. Los habitantes del país son más de 82 millones. La cantidad de cristianos coptos que murieron en la noche de Año Nuevo en un atentado frente a una iglesia en Alejandría es de 23.
Fueron aproximadamente 1000 las personas que se manifestaron anteayer en El Cairo en protesta por la quema de una iglesia.

Militares a los tiros en Yemen
Un manifestante yemení murió ayer por las heridas recibidas en un asalto del Ejército en la universidad de la capital del país. Los militares, según testigos, dispararon contra los detractores del gobierno.
Abdulá al-Jeifi, de 24 años, murió y otros seis manifestantes que fueron baleados en el ataque se encuentran en estado grave, dijo Mohamed al-Abahi, uno de los médicos que acudió como voluntario al recinto de la Universidad de Saná, donde el martes de noche se produjeron los enfrentamientos.
Las fuerzas del Ejército asaltaron el recinto universitario y dispararon con fuego real y balas de goma, además de lanzar gases lacrimógenos. Unos noventa manifestantes sufrieron heridas leves.
Yemen ha sido estremecido durante las últimas semanas por protestas contra el presidente Alí Abdulá Salé, aliado de Estados Unidos en una campaña contra Al Qaeda, que está en el poder desde hace 32 años.
“Esta agresión es un indicio que el régimen se está desplomando y que no puede hacer frente a la revolución juvenil”, dijo Mohammad Qahtan, vocero de la oposición.

Fuente: AP / El País Digital

Iglesia En Marcha.Net

13 Mar '11

Deja un comentario

*