CONDENADA A MUERTE EN LA HORCA POR SER CRISTIANA

El pasado 8 de noviembre Asia Noreen, mujer cristiana pakistaní casada y madre de 5 hijos, recibió sentencia de muerte en la horca, acusada de blasfemia contra el Islam. Los abogados de Asia han apelado este veredicto.   Según dijo a Compass el esposo de Asia, fue cediendo a la presión de extremistas musulmanes en Pakistán que un juez de la corte del distrito pronunció la asombrosa sentencia a su esposa. Naveed Ahmed Chaudhary presentó el veredicto bajo el controversial estatuto pakistaní de “blasfemia” y la multó además con 100.000 rupias (US$1.150). Esta clase de ley tiene pendiente una resolución de Naciones Unidas que condena la “difamación de religiones” y la convertiría en legítima internacionalmente. Noreen es la primera mujer en ser sentenciada a muerte bajo la ley de Pakistán ampliamente condenada, contra la difamación del Islam. Su abogado, Chaudhry Tahir Shahzad, dijo que entre otros cargos fue acusada de negar que Mahoma fuera un profeta. “¿Cómo podemos esperar que una cristiana afirmara una creencia musulmana?” dijo Shahzad. Noreen viene soportando el aislamiento y hacinamiento en la cárcel desde junio del año pasado, luego de que discutiera con colaboradores campesinos en la aldea de Ittanwali, quienes intentaban presionarla para que renunciara al cristianismo. Su esposo, Ashiq Masih, dijo a Compass que todo empezó después de que la esposa de un anciano de Ittanwali la mandó a buscar agua al distrito de Nankana Sahib, aproximadamente 75 kilómetros de Lahore en la Provincia de Punjab. El 19 de junio de 2009 las mujeres comenzaron a gritar acusando a Noreen de difamar a Mahoma. “Varios hombres musulmanes que trabajaban en los campos cercanos llegaron al lugar y entraron a la fuerza a nuestra casa, donde torturaron a Asia y a sus hijos,” dijo Masih. El esposo confirmó que su esposa tiene 45 años y tienen 5 hijos, cuatro mujeres y un varón. La hija mayor tiene 20 años. “Condenaron a Asia por acusaciones falsas. Nunca jamás hemos insultado al profeta Mahoma o al Corán.   Según pudo saberse, la corte escuchó que ella había estado trabajando como recolectora en granjas con otras mujeres, cuando se le pidió que fuera a buscar agua potable. Algunas de las otras mujeres, todas musulmanas, se negaron a beber el agua, ya que había sido tocada por una cristiana y por lo tanto era “impura”, de acuerdo a lo declarado por Asia.
El incidente quedó en el olvido hasta que un día fue atacada por una turba, llamaron a la policía y la llevaron a una comisaría por su propia seguridad. Shahzad Kamran, del Ministerio Pakistaní de Convivencia dijo: “La policía estaba bajo la presión de la turba musulmana, incluidos los clérigos, pidiendo que la Sra. Asia Norren fuera ejecutada por hablar mal del profeta Mahoma. “Así que después que la policía le salvó la vida le fabricó un sumario por blasfemia en su contra”   Oremos ya que el lunes 22 vence el plazo para presentar alegatos en su defensa.

Fuentes: Compass Direct – Agencias / Redacción: Iglesia En Marcha.Net

Foto: Asia y su esposo con dos de las hijas de ambos.

21 Nov '10

Hay 1 Comentario.

  1. patricia m.
    9:54 pm noviembre 22, 2010

    EL SEÑOR NUESTRO DIOS ESTA DE VUESTRO LADO,FUERZAS DE LO ALTO,PARA ESTA FAMILIA TODA LA LUZ Y LA SABIDURIA DEL REY ESTE EN ELLOS Y SOBRE SUS CORAZONES .SE Q EL SEÑOR LOS ESTA CUBRIENDO CON SUS MANOS DE PODER Y TODOS LOS Q LOS TOQUEN Y LES CAUSEN DOLOR ELLOS ,SE CONVERTIRAN TAMBIEN A CRISTO LO DECLARO EN FE EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO TU ERES POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS FIEL Y VERDADERO ARRIBA HERMANOS NO DECAIGA VUESTRO ANIMO .QUE JESUS MISMO ESTA CON USTEDES .ESA ALDEA ESE LUGAR LO DECLARO PARA CRISTO SI SEÑOR JESUS OYE NUESTRA ORACION TOMALOS PARA TI PADRE AMADO .POR CADA UNO DE LOS CREYENTES EN JESUS Q TOMEN 10 SE CONVIERTAN A TI Y VA A SUCEDER,ESPERENLO PORQ LO VEREMOS ALELUYA AMEN.EN CRISTO LO DECLARO PATRICIA ARIGONI CIUDAD DE BARADERO ARGENTINA MUCHAS BENDICIONES PARA TODOS Q TU PALABRA OH DIOS CORRA COMO RIOS DE AGUA VIVA TOCANDO LOS CORAZONES ,Y CAIGAN LOS VELOS DE LAS MENTES Y LOS OJOS AMEN .

Deja un comentario

*