CRISTIANOS Y ELECCIONES EN BRASIL

Las iglesias cristianas brasileñas han impuesto el tema del aborto en la campaña para las elecciones presidenciales, poniendo en dificultades a la candidata del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, Dilma Rousseff.

Rousseff se quedó corta para llevarse la elección presidencial el domingo en primera vuelta, y una de las razones fue el voto que le retiraron las iglesias evangélicas, que a última hora optaron por la candidata ambientalista Marina Silva, creyente de la Asamblea de Dios, la mayor con 8,5 millones de fieles.

Silva de 52 años, abandonó el Partido de los Trabajadores del presidente Lula por sus diferencias, precisamente, con la candidata del oficialismo y favorita en las encuestas, Dilma Rousseff. Su salida del Gobierno fue lamentada por diferentes sectores, incluyendo líderes de las iglesias anglicana, evangélica y católica.

Actualmente Marina discute con las bases de su partido a cual candidato brindará su apoyo en la segunda vuelta, o si deciden mantenerse neutros.

Brasil es el país con más católicos del mundo, con más de 125 millones de fieles, y cuenta con 40 millones de evangélicos. El protestantismo experimenta un avance imparable y de gran influencia en la agenda política de la nación.

Al final de la campaña por la primera vuelta y durante esta semana, medios de comunicación han difundido afirmaciones de Rousseff en las que se declaraba favorable a despenalizar el aborto. Muchas iglesias llamaron entonces a sus seguidores a no votar por la candidata oficialista.

Por su parte, el socialdemócrata José Serra, así como la ex candidata Marina Silva, se oponen a modificar la actual legislación brasileña sobre el aborto.

En las elecciones brasileñas en 1989, los opositores al aborto también influyeron en las votaciones cuando el actual presidente Lula perdió las presidenciales, en parte porque fue acusado de haberle pedido a una ex compañera suya que abortara.

Otro ejemplo de la influencia cristiana es por medio de la congregación Dios es Amor, fundada por el pastor David Miranda en 1962, cuenta con varios millones de fieles y 11.000 iglesias en Brasil. En los últimos años, iglesias como las de Miranda han ganado terreno al catolicismo en Brasil. Según un estudio de la consultora Datafolha realizado en julio, los católicos habían caído hasta el 62% y los evangélicos representan ya el 25% de la población.

Fuente: Mundo Cristiano
Iglesia En Marcha.Net
11 Oct '10

Deja un comentario

*