BLOQUEAN A CRISTIANOS CHINOS

Luego de recibir una invitación para asistir al tercer Congreso Internacional Lausana para la Evangelización Mundial, los grupos de iglesias caseras de China formaron un comité de selección y recaudaron fondos significativos para pagar los gastos de los delegados elegidos, según dijo una fuente a Compass.

El domingo 10 de octubre quisieron salir de China a través del Aeropuerto de Pekín, Abraham Liu Guan, miembro de una de las iglesias caseras, y cuatro delegados, fueron bloqueados por las autoridades, quienes no les permitieron pasar por aduana, tal como lo informó el Ming Pao News.

Detuvieron a un delegado y confiscaron los pasaportes de los otros cuatro hasta el 25 de octubre, fecha de cierre del congreso.   La administración estatal de asuntos religiosos y el ministerio de seguridad pública habían notificado a funcionarios de control fronterizo que la participación de los cristianos chinos en el congreso, amenazaba la seguridad del estado y les ordenó no permitirles salir del país a los delegados, según dijo Liu a la National Public Radio de Estados unidos.   La autoridades impidieron  también la salida del país a dos cristianos de la ciudad de Maotou y puso a uno de ellos bajo arresto por 15 días el pasado 9 de octubre, según informe de la China Aid Association.

Cuando Fan Yafeng, líder de la Chinese Christian Legal Defense Association y ganador en 2009 del John Leland Religiuos Liberty Award, discutió el acoso con la National Public Radio el martes 12 de octubre, fueron asignados unos 20 agentes de policía para mantenerlo en arresto domiciliario.

El miércoles 13 de octubre había en el aeropuerto de Pekín unos 1000 oficiales de policía para impedir la salida de unos 100 miembros de iglesias caseras que tenían previsto asistir al congreso, según la China Aid Association, CAA.   La CAA también dijo que en los últimos meses las autoridades se habían puesto en contacto con todos los delegados de los cristianos Han en Beijin, a los cristianos Uigur de Xinjiang, para interrogarlos y amenazarlos junto a algunos familiares.

También se vieron afectadas algunas actividades normales de la iglesia.

El reverendo Xing u Xingfu de Changsha en la provincia de Hunan, dijo a la NPR que las autoridades mencionaron el congreso cuando les ordenaron cerrar la iglesia.   Ma Zhaoxu, portavoz del ministerio de exterior de China, acusó al comité del congreso de comunicarse en secreto con miembros de las congregaciones ilegales y de  no haber cursado una invitación oficial a la iglesia controlada por el estado.

La primera conferencia se realizó en 1974 en Lausana, Suiza, donde se produjo el Pacto de Lausana. La segunda fue en Manila en 1989 y para la tercera edición en Ciudad del Cabo, esperan asistan unos 4000 delegados de 200 países.

Fuente: Compass Direct / Traducción y redacción: Iglesia En Marcha. Net

17 Oct '10

Deja un comentario

*