VENTANA MUNDIAL SEMANAL


CORSOS EN FRANCIA

Gocémonos con el equipo de los Corsos dando gracias a Dios por las personas que están mostrando interés por las cosas espirituales cuando antes no tenían ningún interés. “Alabamos a nuestro Dios por darnos la oportunidad de tener conversaciones profundas acerca de temas espirituales. Oremos para que nuestros amigos lleguen aceptar a Jesús como salvador”.
REGION SVERDLOVSKAYA OBLAST DE RUSIA (SOAR) “Durante dos veranos W trabajó con nosotros como miembro de un equipo de su iglesia”, escribió el equipo SOAR. “Este año él sintió el llamado a dedicar todo el tiempo de vacaciones de la universidad, así que él trabajará con nosotros todo el verano, por todo el estado. También estudiará ruso mientras esté aquí desde el 8 de junio hasta mediados de agosto. Únanse a nosotros dando gracias a Dios por enviarnos otro obrero durante este tiempo cuando nuestro equipo está tan ocupado y ore para que Dios bendiga a W durante este tiempo”.
FRONTERA FINAL Demos gracias a Dios por este reporte. Un grupo de mujeres de una fábrica en un lugar remoto aceptaron a Jesús, pero su jefe las hacía trabajar siete días a la semana de 12 a 14 horas diarias. Luego el jefe les dijo a las 30 mujeres que podían tener los domingos en la noche libre después de las 6 pm. El Señor las llevó a un grupo evangélico de otra nacionalidad quienes les ofrecieron el edificio para que estas hermanas en Cristo pudiesen reunirse y alabar a Dios. ¡Gozo y agradecimiento sobreabundó al ver la mano de Dios trabajando! El primer domingo se reunieron 35 personas y no había suficientes sillas. El conserje dijo, “nunca hemos tenido ese problema, pero es un buen problema. ¡Gloria a Dios! Si es necesario, doblamos las sillas y nos sentamos en el suelo”.
FRONTERA FINAL Un obrero se ha estado reuniendo con una persona mayor que es miembro de una etnia de la Frontera final. Cuando ellos se reúnen estudian las historias bíblicas. El hombre se ha memorizado más de 100 versículos porque sabe que no puede llevar una Biblia a su casa. El obrero dice que el hombre será un excelente entrenador y socio en la obra cuando regrese a su país. El obrero y el hombre han escrito cartas para invitar a otros a que vengan a recibir entrenamiento y empezar grupos en casa cuando ellos regresen a su etnia. Pidamos a Dios por este hombre para que pueda aprender el máximo de la Palabra antes de regresar a su país. Oremos para que el Señor lo guarde en su regreso a casa. El necesitará audacia para compartir la Palabra de Dios con su familia y amigos. También, oremos por aquellos que escucharán la Palabra para que sus corazones estén listos para oír y recibir las buenas nuevas.

Fuente: Prayer Office / Iglesia En Marcha.Net

6 Jun '10

Deja un comentario

*