MARCHA DEL 31 DE MAYO – Buenos Aires


Una importante manifestación de fieles de iglesias evangélicas se concentró el 31 de mayo frente al Congreso para fijar su posición, contraria al matrimonio entre homosexuales.

En un documento que fue leído ante unas 8000 personas que participaron del acto, las agrupaciones religiosas cristianas solicitaron la realización de un plebiscito vinculante antes de que el Senado defina si acepta o no la modificación del Código Civil para autorizar el enlace entre personas del mismo sexo, iniciativa que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados.

La manifestación se concretó horas antes de que en la Comisión de Legislación General de la Cámara alta se iniciara el debate del proyecto de ley, que incluye reuniones con diversos sectores sociales sobre el matrimonio homosexual y la consecuente posibilidad de adopción de niños por parte de parejas gays.

El debate en la comisión comenzará con una exposición de los di rigentes de la comunidad homosexual, que criticaron con dureza la manifestación evangélica y adelantaron que denunciarán por discriminación a los organizadores del acto.

A ese evento convocaron la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) y la Federación Confraternidad Evangélica Pentecostal (Fecep), cuyos referentes serán recibidos mañana por los senadores, según se dijo en el acto de ayer.

El presidente de Aciera, Rubén Proietti, y el de Fecep, Rubén Salomone, descartaron esa acusación de discriminación en el mensaje que transmitieron frente al Congreso: “La multitud de iglesias declara que nuestra oposición al régimen de matrimonio homosexual no implica confrontar con las personas homosexuales, sino la defensa del código humano que está contemplado en el Código Civil”. También alertaron que modificaciones tan significativas en la vida social “no pueden ser impuestas contra la voluntad de la enorme mayoría del pueblo”.

Junto con los pastores evangélicos estuvo la diputada nacional Cynthia Hotton (Valores para mi País), que comentó: “Somos millones y nos vamos a seguir movilizando”.

Los organizadores del acto aseguraron que éste es el primer paso para mostrar en las calles su posición, y que la próxima marcha podrían hacerla con la Iglesia católica.

Fuente: La Nación / Iglesia En Marcha.Net

6 Jun '10

Deja un comentario

*