LOS HÁBITOS BUENOS Y MALOS

Este cambio debería ocurrir continuamente en nuestro peregrinaje por esta tierra. Nosotros, los nacidos de nuevo en Cristo, debemos diariamente analizar nuestras conductas y estilos de vida, para dejar de hacer lo malo y comenzar a hacer lo bueno en todas las áreas de nuestra vida: personal, familiar y como iglesia. Nos hemos enfocado en estos domingos en el USO DEL DINERO – LAS POSESIONES Y EL ESTILO DE VIDA CONSUMISTA de la actualidad. El llamado bíblico es que “estemos contentos con lo que tenemos” (1ª. Timoteo 6: 3 – 10). ¿Tiene algo que ver este estilo de vida propuesto con nuestras vidas de hoy? Por ejemplo se menciona en el pasaje citado, a la PIEDAD junto al CONTENTAMIENTO y como resultado de sumar las dos conductas se produce GRAN GANANCIA. Seguramente que esta “gran ganancia” poco y nada tienen que ver con el acentuado amor a las posesiones y el actual consumismo desenfrenado que practica la gente sin Dios.

Cuando el contentamiento está ausente de nuestras vidas, surge un desmedido amor por el dinero y todo lo que él simboliza. Las personas más ricas que conozco, son aquellas que disfrutan lo que tienen y lo hacen día por día. Muchas de esas personas son cristianos. La verdad es que la mayoría de esas personas, no tienen cosas valiosas en sus casas, ni tienen cuentas bancarias. Claro que nunca estarán en la lista de las personas ricas del mundo; viven con cierta cantidad muy limitada de dinero y sus casas y ropas, no son de la mejor clase. Pero observo sus vidas y la de sus familias y pongo sus nombres debajo del versículo 8 de la primera carta a Timoteo capítulo 6. Merecen ser calificados en ese Valor y Principio cristiano. No tienen el ceño fruncido, sino amplias sonrisas y carcajadas. De ellos es el Reino de los Cielos. En forma errónea algunos falsos maestros que se dicen cristianos, enseñan que los cristianos pueden y deben esperar que Dios les dé bienestar físico constante y dinero en forma creciente. La teología falsa de la prosperidad tiene engañada y seducida a mucha gente que pierde años de su vida tras esos “dioses con pies de barro”.

La base del sermón de hoy está en las palabras de Cristo en Lucas 12:15. Le invito a reflexionar en ese contenido y en la parábola ilustrativa que sigue. Vivir en un estado de contentamiento y piedad, hace que la vida sea más saludable en todo sentido.

Pr. Lemuel Larrosa.

Tomado de “El Heraldo” de la PIEBU

Iglesia En Marcha.Net
6 Jun '10

Hay 1 Comentario.

  1. Felipe
    3:24 am junio 24, 2010

    Gracias Hermanos es de Bendición para mi vida!!

Deja un comentario

*