OIT – Más niños hacen trabajos peligrosos

La actual crisis económica mundial está dificultando los esfuerzos por erradicar el trabajo infantil y en condiciones peligrosas, advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el informe mundial que publica cada cuatro años.

La OIT reveló que, mientras que el número total de menores de 5 a 17 años disminuyó un 3% entre 2004 y 2008 (de 222 millones a 215 millones), hay señales de que en algunas regiones hay más niños trabajando.

Los adolescentes varones son los que más trabajan y los que se dedican a tareas peligrosas aumentaron en ocho millones.

El organismo indicó que unos 115 millones de niños “todavía están expuestos a trabajos peligrosos”, como “las jornadas extremadamente largas” o la exposición a sustancias contaminantes como los pesticidas.

Por regiones
La región donde se registró el mayor incremento fue el África subsahariana, ya que uno de cada cuatro menores está trabajando. Y el sector que más utiliza mano de obra infantil es el agrícola.

Mientras que las regiones donde más disminuyó fueron Asia, el Pacífico, América Latina y el Caribe.

Para la directora del programa para la eliminación del trabajo infantil de la OIT, Constance Thomas, las cifras muestran que el objetivo de eliminar las formas más peligrosas del trabajo infantil en los próximos años no es realista ya que, “de persistir las actuales tendencias, la meta de 2016 no será alcanzada”.

La organización se puso como meta la eliminación de las peores formas de trabajo infantil para 2016, para lo cual está previsto que se analice un programa durante la conferencia mundial que se celebra este fin de semana en La Haya.

Situación económica
Imogen Foulkes, la corresponsal de la BBC en Ginebra, donde la OIT presentó su informe, señala que la organización está particularmente preocupada por la actual situación económica, ya que muchos países en desarrollo están recortando sus presupuestos en educación, al tiempo que las cuotas escolares aumentan.

“Esto redunda en que muchos hogares no tienen el dinero para mantener a sus hijos en el colegio” y se ven forzados a trabajar, cuenta la corresponsal.

Por todo esto, la OIT advierte que las dificultades económicas no deben obstaculizar la campaña contra la explotacion infantil y hace un llamado a que los países extremen sus esfuerzos para sacar a los menores del mercado laboral.

Fuente: BBC Mundo
Iglesia En Marcha.Net
9 May '10