SIGUE LA PERSECUCIÓN EN LAOS

Oficiales de la provincia de Saravan, Laos, visitaron el 16 de marzo a 48 cristianos expulsados de la aldea de Katin, y les aseguraron que tienen el derecho legal para aferrarse a la fe de su preferencia, según el grupo de abogacía Vigilancia de Derechos Humanos para la Libertad Religiosa Lao. La delegación, encabezada por el Gobernador provincial, Khamboon Duangpanya, leyó públicamente el Decreto 92 de Junio de 2002, sobre la Administración y Protecciones de la Actividad Religiosa y explicó las provisiones para la libertad religiosa al grupo, asegurándoles que podrían creer libremente en el cristianismo “si es sincera su fe.” También dijo que tienen el derecho de vivir en cualquier lugar del distrito. Recordemos que en enero estos cristianos habían sido expulsados de sus hogares en la aldea de Katin, a punta de armas. Esto ocurría el 18 de enero,  cuando se negaron a renunciar a su fe cristiana. En ese momento perdieron sus casas, sembradíos y ganado, razón por la cual los cristianos, erigieron albergues provisorios en la orilla de la selva, aproximadamente a seis kilómetros de distancia de la aldea. Identificado solamente como Bounma, el jefe de ese distrito, llamó a siete de los creyentes a su oficina el pasado 15 de marzo y les declaró que no toleraría la existencia del cristianismo en las áreas bajo su control. El grupo o tenía que renunciar su fe o mudarse a otro lugar, según les dijo. Los cristianos habían oído que los caciques cercanos estaban planeando incendiar sus albergues, esta es la razón de que fueran visitados al otro día por oficiales, dando garantías a los preocupados hermanos.

Fuente: Compass Direct/ Redacción: Iglesia En Marcha.Net

18 Abr '10

Deja un comentario

*