PERSECUCIÓN EN INDIA

El 28 de marzo, extremistas hindúes del Hindutva junto a oficiales de la policía, irrumpieron en un culto cristiano en Raksha Nagar, Ranjhi, Jabalpur. El Concilio Global de Cristianos Indios informó que cerca de 45 extremistas del Bajrang Dal llegaron al culto gritando eslóganes hindúes, seguidos por la policía, mientras el Pastor Francis Zavier de las Asambleas Cristianas Apostólicas di rigía el servicio. La policía se llevó a Vinay Ashwaley, Mangal Das Chowdhary, Panchwati Chowdhary, Shailesh Philemon, Mamta Chowdhary y Kanti Bai Chowdhary a la estación de policía de Ranjhi. Un oficial de policía dijo a Compass que los intrusos actuaron con una denuncia escrita por un conocido activista del Bajrang Dal de apellido Sonekar, alegando que “actividades de conversión” se realizaban en la iglesia. Tanto la conversión como las actividades de conversión son legales en la India. Los cristianos fueron interrogados durante tres horas y dejados en libertad luego, sin cargos. Las acusaciones no tenían base alguna, según dijo un oficial a Compass. La Confraternidad de Pastores pidió por escrito seguridad adicional por parte de la policía para los cultos de Viernes Santo y Domingo de la Pascua.
El Pastor Galdwin Masih y otro cristiano identificado sólo como Pritam, fueron atacados por extremistas hindúes del Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS) el 25 de marzo, en el área de Seema Puri de Nueva Delhi. El pastor di rigía una reunión de oración y entre los presentes había tres miembros del RSS. Alertaron a otros miembros del RSS y, mientras se retiraban, amenazaron con golpear a los cristianos. Al Pastor Masih y Pritam volvían a su casa cuando unos 25 extremistas los detuvieron en el camino para golpearlos con bates de criquet y palos de hockey, dejando a sus cuerpos severamente maltratados. El Pastor Gladwin llamó a la policía, que llegó rápidamente al lugar mientras los extremistas huían. Fue presentada la denuncia, pero ningún arresto se había realizado en el momento de la redacción.
Al menos 40 extremistas hindúes del Vishwa Hindu Parishad (Concilio Mundial Hindú) atacaron el 21 de marzo a estudiantes cristianos y maestros en el Centro de Desarrollo de la Personalidad, para Jóvenes, un centro de capacitación administrado por Cuidado para el Pueblo de la India, en Durg. Los extremistas los agredieron verbalmente, quemaron Biblias y literatura evangélica e hicieron arrestar a los cristianos por cargos falsos por insultar la bandera nacional. Una fuente dijo a Compass que aproximadamente a las 2 de la mañana, los extremistas entraron al Centro portando la bandera nacional en la cual habían pintado una cruz roja, y golpearon a los estudiantes. Luego, con la supuesta evidencia de la bandera criminalmente desfigurada, los extremistas hicieron una denuncia contra tres docentes del centro, por insultar la bandera de la India. Los tres cristianos fueron reseñados por insultar la bandera nacional y luego liberados bajo fianza. Praful Barrik, jefe del Cuidado para el Pueblo de la India, recibió atención médica para las heridas que sufrió en el ataque.
En febrero, el 15, extremistas hindúes excluyeron de la sociedad a una pareja de ancianos, por seguir a Jesús en Timmaipet, Mahabubnagar, Hyderabad. El Concilio Cristiano de Toda la India reportó que Mullugula Buddaiah de 70 años y su esposa Pullamma de 60, fueron expulsados de la comunidad por su fe en Cristo. Los extremistas les ordenaron abandonar su casa y la aldea. La policía no aceptó una denuncia que el Pr. Devaraju quiso presentar. En el momento de la redacción, líderes cristianos locales tomaban medidas para resolver el asunto.

Fuente: Compass Direct/ Redacción: Iglesia En Marcha.Net

18 Abr '10

Deja un comentario

*