TELEVISION Y VIDA FAMILIAR

El fenómeno de la TV no tiene precedentes. Desde su creación, que data más de medio siglo , hasta la fecha ha gozado de múltiples y variados usos. Hoy, estamos de acuerdo que tiene una gran influencia en la vida de las personas.
Su indiscutible poder, tiene sus efectos a nivel personal y familiar fundamentalmente con niños y adolescentes.

Para muchas familias mirar TV es la forma más habitual y aceptable de pasar juntos su valioso tiempo. Peor aun,plantarse frente al TV sin importar lo que se esta observando, es la forma mas frecuente y dañina de estar frente al aparato. Una actitud ansiosa de apretar los controles de la pantalla para buscar un programa ,es una costumbre que se ha hecho muy común en el ambiente familiar.

Todo esto trae ondas repercusiones sobre aspectos muy importantes de la vida familiar.

Familia y televisión,son dos palabras que tienen una intima relación. El tratamiento de ambas merece nuestro máximo esfuerzo. Hoy es un integrante mas de la familia. Está presente en su seno y ocupa el lugar más privilegiado.
Es un hijo para algunos, compañero para otros,el único padre para muchos que funciona con efectividad en el hogar. Esto plantea serios problemas que debe mos ser conscientes. Cómo actúa la TV en el ambiente familiar:

1) EL TELEVISOR ACTÚA COMO COMPETIDOR DEL DIÁLOGO ENTRE PADRES E HIJOS.

Desafortunadamente, esto es estimulado por muchos padres, quienes usan el aparato para liberarse de sus hijos. Los padres tienen la impresión que la pantalla tranquiliza al niño,por lo que evita tiempo, esfuerzo y dedicación a ellos. Esto deja en evidencia la incapacidad de los padres en ocuparse de sus responsabilidades,y en estimularlos en otras actividades alternativas. Frecuentemente también puede ocultar el desinterés que los padres puedan tener hacia sus hijos.

2) EL TELEVISOR PUEDE REEMPLAZAR LA PRESENCIA FÍSICA DE LOS PADRES EN EL HOGAR.

En efecto, para muchos menores les es más habitual y complaciente desprenderse de sus padres, que de sus programas favoritos .Cuantas consecuencias negativas puede tener esta actitud !
En muchos hogares la TV se constituye en compañero fiel de los menores que durante muchas horas pueden sufrir la ausencia de sus padres.

3) SU USO INDISCRIMINADO PUEDE PRODUCIR UNA DISMINUCIÓN DE LA INFLUENCIA DE LOS PADRES EN EL PROCESO EDUCATIVO.

Los agentes de socialización del niño son en primer termino, la familia.
Es aquí donde el niño adquiere contacto con el medio ambiente y la sociedad.
La vida familiar es el lugar donde adquiere las normas de conducta que regirán su vida social.
El segundo agente de socialización muy importante es la escuela,donde también aprende códigos que orientaran su conducta social.
El tercer agente son sus pares e iguales, quienes modifican o reafirman los valores aprendidos en la familia.
El cuarto factor de socialización que aparece novedosamente en las ultimas décadas lo constituyen los medios de comunicación en masas. Entre ellos el tema que nos ocupa.
La influencia de la TV puede ser muy significativa en este proceso de socialización del niño y compite con el proceso educativo que debe infundir la familia,convirtiéndose en una verdadera escuela para el menor.Sustituye la educación y la influencia que deben impartir los padres.El gran problema radica en qué tipo de enseñanza imparte.
Qué valores transmite ,qué modelos de roles y lecciones infunde. Esto se agrava aun más cuando tomamos conciencia de que “el alumno” está siempre disponible, listo para observar a sus profesores, que son generalmente actores e imágenes profesionales de atractiva personalidad. No tener un correcto control por parte de los padres, están cediendo su privilegio y responsabilidad a imágenes rapaces que tarde o temprano devoraran , el material vulnerable que bajo su cuidado. Esta influencia negativa se produce con mas ondas consecuencias cuando el niño está inmerso en medio de una familia en conflictos.

Todas estas consideraciones nos deben hacer reflexionar sobre nuestra conducta frente al aparato electrónico y ser conscientes que la TV debe estar a nuestro servicio y no convertirnos nosotros ni quienes están bajo nuestro cuidado en siervos y rehenes de sus mensajes.

Dr. Jorge Patpatian

Tomado con permiso de Esperanza en la Ciudad.com
Iglesia En Marcha.Net
27 Feb '10

Deja un comentario

*