GRATITUD

“Bueno es alabarte oh Jehová…”Salmo 92:1

Ser agradecidos es parte de la victoria cristiana. Lo contrario solo trae resultados funestos para una sana vida espiritual. En la Biblia encontramos más modelos y expresiones de gratitud que expresiones de amarguras.  Mujeres y hombres de todas las épocas contenidas en el Antiguo y Nuevo testamento de la Biblia, en diferentes formas y con diferentes expresiones, han mostrado gratitud a Dios, gratitud a su prójimo y aún gratitud por las circunstancias no tan agradables por las que estaban pasando. Ser agradecidos es medicina para el alma y para el cuerpo físico. Ser agradecidos en todo, nos quita algunas de las miserias humanas que deforman el carácter y embrutecen el comportamiento diario como por ejemplo la avaricia, el rencor, el descontento, la queja continua, la falta de sonrisas y otros “virus” perniciosos. Dios nos hizo para seamos felices y en gran parte la GRATITUD contribuye a mejorar notablemente nuestras vidas.

Ser agradecidos, cantar de felicidad, ser fieles a Dios, alabar a Dios, bendecir a los que nos rodean y no maldecir a nadie, son buenos “medicamentos” para alejar de nuestras vidas todo lo perjudicial. Es bueno rodearse de personas agradecidas, fieles y que evitan dañar con sus comentarios a los demás que les oyen y ven.

Le invito a poner atención en estas ideas durante toda esta semana. Aún sería interesante que anote la cantidad de veces que tiene actitudes de gratitud y acción de gracias cada día. Se puede sorprender de los resultados.

Recuerde que DARLE GRACIAS A DIOS Y AL PROJIMO PURIFICA EL ALMA Y LEVANTA EL ANIMO.

Pr. Lemuel Larrosa

Tomado de El Heraldo de la PIEBU

6 Feb '10

Deja un comentario

*