DESAMOR

No es necesario que busquemos el significado de la palabra DESAMOR en el diccionario, a simple vista podemos ver que significa: falta de amor. Este es el tema que he elegido para desarrollar.

Si partimos de la base que el AMOR es benigno, sufrido, que da sin esperar, que no busca lo suyo sino el bien del otro, que todo lo espera, todo lo soporta, que no es egoísta y pudiéramos seguir con la lista de calificativos y aseveraciones acerca del amor; como dije, si partimos de esta base podremos inmediatamente saber que el desamor es todo lo contrario, es la falta de todo lo que acabamos de mencionar.

En la sociedad actual, a pesar de todos los avances científicos y tecnológicos, el desamor ha aumentado vertiginosamente.

No depende de condiciones humanas, ni sociales, ni etarias, ni económicas, ni culturales, ni religiosas. Parece ser que “ataca” a todos por igual.

Cada día vemos el desamor hacia los niños, los adolescentes, los ancianos, en las parejas y podríamos seguir con la lista.

Veo con preocupación que cuando se habla de planes sociales para erradicar la pobreza y la indigencia, en lo primero que se piensa es en el dinero, en que se debe dar dinero a las personas para que, al tener mejor poder adquisitivo, salgan de su situación. Pero esto es ninguna solución, ni a corto, ni a mediano, ni a largo plazo.

Porqué me refiero a los planes sociales si el tema que estoy tratando es el desamor ?, bueno, porque el desamor el la raíz de muchos males, a partir de no amar ni a los niños, ni a los adolescentes, ni a los ancianos, ni amarse entre los miembros de una familia, ni a uno mismo, es que se agrava cualquier situación social o económica.

En estos tiempos en que lamentablemente se han sucedido catástrofes naturales y ha habido tantos damnificados, no solo en el exterior sino en nuestro país con las inundaciones, mucha gente se inscribe en misiones humanitarias, envía ayuda solidaria, aportes de dinero, cosa que no digo esté mal, todo lo contrario, pero actuamos de la misma forma con las necesidades de nuestro familia, nuestro entorno inmediato, de nuestro barrio, nuestro país ?, o muchas veces nos tapamos los ojos, los oídos y pretendiendo no ver, ni oír, tratamos de convencernos  de que todo está bien por aquello de que ojo que no ve corazón que no siente ?

Debemos actuar tan animosamente y rápidamente por paliar y solucionar las necesidades diarias y reales de nuestro entorno inmediato como hacerlo cuando se nos solicita ante una necesidad extrema.

Muchas veces se quiere ayudar a los niños de Haití, por ejemplo, cosa que, vuelvo a repetir está muy bien, pero siguen nuestros niños, los uruguayos, pidiendo en las esquinas, vulnerables a cualquier abuso, o siendo abusados en sus propios “hogares”, no siendo amados ni respetados.

Como dije al principio el desamor está invadiendo toda nuestra sociedad. Cómo podemos hacer algo ?, comenzando nosotros, haciendo todo lo posible para amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, así  haremos con los demás como queremos que se nos haga a nosotros.

Esto solo es posible a través de Jesucristo quien dio Su Vida para que nosotros tuviéramos vida y vida en abundancia.

Recordemos lo que dice la Palabra de DIOS en Juan 3.16: “ porque de tal manera AMO Dios al mundo que ha dado a Su Hijo Unigénito para que todo aquel que en El crea no se pierda más tenga vida eterna”

El Resucitó y a través de El nada nos será imposible.

Irene Marsiglia – Promotora Social y Legal

Iglesia En Marcha.Net

4 Feb '10

Deja un comentario

*