PERSECUCIÓN EN INDIA

El 8 de noviembre fueron detenidos varios cristianos por acusaciones falsas de “inducción a la conversión” en Yadunandan Nagar, cerca a Bilaspur.
El Consejo Global de Cristianos Indios reportó que a las 20:45 horas, cerca de 150 personas de la localidad entraron repentinamente en la casa donde había una reunión de oración guiada por Kesboram Bhagel y su cuñada, Sangeetha Daniel, a favor de un niño enfermo.
Estas personas eran liderados por extremistas hindúes del Dharam Sena y Bajrang Dal que gritaban “Jai Shri Ram (Viva el Señor Ram),” los hindúes arrastraron a Bhagel afuera de la casa, a la vez que lo golpeaban y pateaban. A pesar de que la policía llegó al lugar, los oficiales permanecieron como espectadores silenciosos mientras los extremistas atacaban a Bhagel. Luego esos mismos oficiales llevaron a Bhagel, junto a otros cristianos, a la Estación de Policía Líneas Civiles siendo la 22:10 horas, seguidos por casi 70 extremistas hindúes, a las 3:30 de la mañana fueron liberados sin cargos. Los oficiales de policía dijeron a Compass que no podían arrestar a ninguno de los agresores hindúes, porque Bhagel dijo no haber identiificado a ninguno de ellos.

El 3 de noviembre Manjunath, un hombre cristiano, fue atacado por cerca de 20 extremistas nacionalistas hindúes del Bajrang Dal, acusado de de realizar “conversiones forzadas” cerca de un complejo de apartamentos en Attavar, Mangalore.

La Red de Medios Daijiworld reportó que los extremistas golpearon a Manjunath, un obrero de construcción, en los Apartamentos BG Corte. Entraron al apartamento de Manjunath, sonde encontraron literatura cristiana. Los vecinos dijeron no tener conocimiento de que hubiera alguna actividad de conversión en este apartamento, según
dijeron a Compass fuentes locales. La policía llegó a la misma conclusión luego de hacer las investigaciones del caso.Los amigos de Manjunath se reunían ocasionalmente en su casa para orar, los extremistas hindúes notaron esto y fueron a atacarlo llevando consigo a un equipo de la televisión local, que filmó dicho ataque.

Una escuela para niños de la calle en el distrito de Hubli fue atacada por extremistas hindúes el 22 de octubre. Al menos 25 miembros del Sri Ram Sene (Ejército del Señor Ram) forzaron su entrada al edificio de la Escuela Centro de Educación de Niños Adarsha (Adarsha Children’s Education Centre), que pertenece a la comunidad minoritaria cristiana y dañaron el edificio, Biblias y otros libros, según lo que reportara el Consejo Global de Cristianos Indios.

Luego de hacer esto, los extremistas fueron a la estación de policía, donde presentaron cargos contra las autoridades escolares a quienes acusaron de “convertir de manera forzada” a los estudiantes al cristianismo. Este centro de educación, administrado por Daniel Lingaraju, fue inaugurado en julio y se dedica a la formación y enseñanza de niños pobres de la calle.

El 8 de noviembre, unos 50 extremistas hindúes irrumpieron en un culto de oración, golpearon a los cristianos hasta dejar inconsciente a uno de ellos. Esto ocurrió en Bliaspur. Tekchand, un cristiano del área, invitó a Keshup y Sangeeta Baghel a su casa, para orar por su hijo enfermo, cuando los extremistas entraron por la fuerza a la y los golpearon. Tekchand cayó inconsciente. La pareja fue arrastrada hasta la estación de policía, y junto a cerca de 100 fundamentalistas hindúes, intentaron presionar a la policía para levantar cargos de conversión forzada sin ninguna base. Cuatro cristianos supieron lo que ocurría y fueron a la estación de policía, donde los extremistas los golpearon en cuanto llegaron. Tekchand hizo una denuncia en la policía contra los hindúes intolerantes, los cristianos fueron llevados a la estación de policía para realizarles un examen médico. Los cristianos fueron liberados cerca de las 3 de la mañana del día siguiente.

La policía arrestó el 1 de noviembre al administrador de un albergue para niños, de Ministerios de Alcance Cristiano (Christian Outreach Ministries o COM), en Udupi, bajo cargos de conversión forzada sin fundamento alguno. Saroja Margaret fue enviada a la Prisión del Distrito Mangalore luego que un juez le negara la custodia judicial. Fue liberada el 3 de noviembre. La Confraternidad Evangélica de la India (Evangelical Fellowship of India o EFI) reportó que Margaret y su esposo, el Rvdo. Joseph Jamkandi, se sorprendieron al enterarse que fueron acusados por dos niñas que habían buscado refugio por cuatro meses a partir del junio. Supuestamente los acusaban de conversión forzada y por criticar el hinduismo. Después de que las niñas, Megha y Shilpika, visitaron a sus padres en Madikere, estos y extremistas hindúes hicieron la denuncia en la estación de policía de Kapu, acusando a Margaret de haber obligado a las niñas a leer la Biblia, además de haber criticado al hinduismo. La policía interrogó a las 63 niñas y a otras personas que quedaban en el albergue, así como a vecinos, pero no encontró a nadie que apoyara las acusaciones, según la EFI.

El albergue da alojamiento, comida y ropa a 65 niñas de varias castas y trasfondos religiosos. La EFI reportó que las otras 63 niñas dijeron a la policía que nunca fueron obligadas a leer la Biblia o a participar en devocionales cristianos, y dijeron que jamás se criticaba a ninguna religión dentro el albergue. Sin embargo, el Superintendente delegado de Policía el 1 de noviembre ordenó a la policía de Kapu que llevaran Margaret ante un juez, al tiempo que los fundamentalistas hindúes registraron un primer Reporte de Información. Margaret fue arrestada por “pronunciar palabras con intención de dañar los sentimientos religiosos de otros” (Sección 298 del Código Penal Indio) y por “crear problemas en la comunidad” (Sección 153 Parte 1-b).

Fuente: Compass Direct/ Redacción: Iglesia En Marcha .Net
2 Dic '09

Deja un comentario

*