¿LA BIBLIA NOS ENSEÑA A HACER MISIONES?


A la pregunta ¿la Biblia nos enseña a hacer misiones?, nuestra respuesta es: ¡Sí!

Por eso en la Asociación Bautista Argentina queremos hacer misiones siguiendo las instrucciones de la Palabra de Dios, porque entendemos que nos fue dada para leerla, vivirla y ponerla en práctica.

Para hacerlo tenemos la enseñanza en el libro de los Hechos de los Apóstoles donde nos relata la forma en que Pablo hacía su trabajo misionero, diciéndonos que en cada ciudad donde iba, él evangelizaba, hacía discípulos y salía de allí cuando organizaba la Iglesia.

Esto nos muestra que cuando el misionero va a un lugar al que fue llamado a llevar el mensaje,  debe establecerse allí para conocer las personas; y compenetrarse de su cultura, establecer contacto con los que viven allí para  conocer lo que creen acerca de Dios, lo que piensan del presente; y futuro de la vida,  que es para ellos lo bueno y que es lo malo.

Tendrá que estar conociendo también,  cual es su idioma, su forma de vestirse, de trabajar, de hacer negocios, de jugar, porque todo ello constituye su cultura.

Muy posiblemente cuando estaba preparándose para ir al lugar donde Dios le ha llamado, habrá aprendido sobre su cultura, pero no es lo mismo aprender en los libros o a través de otras personas que estar en medio de aquéllos a quienes va a llevar la Palabra de Dios.

Cuando está compenetrado de todo esto entonces debe comenzar a trabajar según se nos enseña en el libro de Hechos 14:21-23, donde leemos: “ Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía. Confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.”

Según estos versículos podemos decir que:

I. LA PRIORIDAD EN EL TRABAJO MISIONERO ES EVANGELIZAR.

Pues así llamamos hoy día a lo que dice el texto: “después de anunciar el evangelio”.

Y si le llamamos así ¿Qué significa?. Evangelizar significa por lo menos dos cosas:

A. Evangelizar significa presentar a Cristo.

Y Cristo debe ser presentado a toda criatura, a todas las etnias, no importa su cultura. Quizás debamos pensar cuál es la forma de presentarlo, según el lugar donde nos encontremos, pero el mensaje es el mismo. El mensaje no puede cambiar.

Es por esa razón que cuando vamos a otra cultura debemos estudiarla para ver cuál es la mejor forma de llegar a ellos, recordando siempre que no estamos solos, Dios nos ha llamado y nos ha dado el Espíritu Santo para guiarnos a presentar a Cristo.

Evangelizar significa presentar a Cristo, pero también

B. Evangelizar es ver a la persona nacer de nuevo.

Sin el nuevo nacimiento no se puede entrar al Reino de Dios. El nuevo nacimiento trae cambios. La nueva vida debe verse. La cultura se transforma cuando Cristo es el Señor. Por eso cuando estamos trabajando en cualquier cultura debemos ver el cambio de vida, si no hay cambios, no hay nuevo nacimiento. Si no hay nuevo nacimiento no hay salvación. No nos equivoquemos, cualquiera sea la cultura siempre debe haber cambios.

Según la cultura los cambios serán más notables, pero siempre los hay. Según la cultura los cambios también son más rápidos; y otras veces son más lentos, pero siempre debe haben existir, porque eso es lo que dice la Palabra de Dios.

Según el texto que estamos considerando, nuestro primer trabajo es evangelizar, y luego:

II. LA PRIORIDAD EN EL TRABAJO MISIONERO ES DISCIPULAR.

Porque el texto dice “Después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos”.
Aquí veremos dos aspectos importantes:

A. Discipular es la orden para toda cultura.

Debemos buscar el método más apropiado, pero aquél que le lleve a estudiar la Palabra de Dios, a apropiarse de ella, a vivirla. Sin un buen discipulado no hay discípulos.

Es bueno recordar que el Señor Jesús nos dio esa orden:”Id y haced discípulos”, no nos dijo que hagamos miembros de Iglesia, sino que hagamos discípulos: seguidores de Jesús, obedientes a su Palabra, porque:

B. Discipular significa llevar al Señorío de Cristo

No vamos a enseñar al nuevo creyente nuestra cultura. No vamos a enseñarle lo que  pensamos. Vamos a enseñarle la Palabra de Dios. Vamos a enseñarle que Jesús es ahora el que debe gobernar su vida, Jesús es su Señor, y el debe crecer hasta llegar a ser como Jesús. Esa es su medida.

Por eso es bueno, siempre que sea posible, hacer un discipulado personal, no grupal, donde la persona puede abrir su corazón y hacer todas las preguntas que desea. De esa forma uno puede guiarla, darse cuenta lo que el Espíritu Santo hace en el corazón de la persona mientras enseñamos la Palabra de Dios.

Debemos recordar siempre y estar bien seguros, que el Espíritu Santo es el que trabaja en el corazón de las personas y que nosotros somos solo sus instrumentos, de allí la necesidad de ponernos cada día en sus manos.

Siguiendo el texto que estamos considerando, hemos visto que en el trabajo misionero nuestra prioridad es evangelizar, discipular y luego

III. La prioridad en el trabajo misionero es plantar Iglesia.

En el texto del libro de los Hechos decía: “Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.”

Si Pablo estaba nombrando ancianos, estamos seguros que él los había preparado primero. Sabemos que él quedaba en cada lugar algunos años, los necesarios para plantar una Iglesia. En ese tiempo preparaba los líderes, organizaba la Iglesia y luego iba a otro lugar para evangelizar discipular, preparar los líderes y organizar la iglesia.  Este es el trabajo de un misionero.

Porque plantar iglesias es la enseñanza bíblica, debemos desterrar los viejos conceptos que tenemos sobre lo que es trabajo misionero. Trabajo misionero no es ir a un lugar a estar un tiempo para hacer algo y volvernos.

Hacer trabajo misionero es cumplir el mandato del Señor Jesucristo, es seguir el ejemplo de los primeros misioneros que nos da la Palabra de Dios, es evangelizar, discipular y plantar iglesias, ese es el trabajo misionero que permanece y el cual nos muestra la  Biblia para cualquier cultura.
Pera hay algo muy importante que debemos notar, Pablo plantaba Iglesias, no templos, no encontramos en el Nuevo Testamento ni una sola vez en que se nos diga que se levantó un templo. El trabajo misionero es dedicar tiempo  a cada uno de los discípulos que van a formar la Iglesia, en dedicar tiempo para preparar a cada uno de ellos para los distintos ministerios.

Según la forma en que la Palabra de Dios nos habla de la Obra misionera nosotros tenemos que sacar tres conclusiones importantísimas para cualquier cultura. Debemos plantar una Iglesia que se auto sostenga, se auto gobierne y  se auto propague;  y para conseguir esto debemos hacerlo así desde el principio, desde su nacimiento. De acuerdo a la cultura donde vamos usaremos el método necesario pero nunca   debemos acostumbrar a la gente a recibirlo todo.

En el discipulado se descubren los dones. Los preparamos para ponerlos en práctica y desarrollarlos. El nuevo creyente como parte del cuerpo de Cristo comienza a participar de las decisiones. Esto es muy importante, porque siente que puede pensar, orar, aportar nuevas ideas y muchas veces nos vamos a sorprender de lo que ellos piensan.

Y en cualquier cultura que trabajemos preparemos mucho a los niños, a los adolescentes y a los jóvenes porque ellos serán los que verdaderamente producirán los cambios más profundos.

La tarea siempre puede hacerse aunque no se tengan elementos materiales. La Palabra de Dios dice : “No con ejército, ni con fuerza,  sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos”, (Zacarías 4:6) y aunque lo leemos, muchas veces queremos hacer la obra de Dios con muchas cosas materiales y sin su Espíritu.

Fuente: Boletín de la ABA – Alba Montes de Oca, Coordinadora y Promotora Nacional
Iglesia En Marcha.Net

6 Dic '09

Hay 1 Comentario.

  1. Martin Pizarro Torrez
    2:27 pm diciembre 6, 2013

    Queridoa hermanos soy nuevo en la iglesia, y quiero saber sobre la misión para dessarollar en mi campo de trabajo en la iglesia. me pueden ayudar por favor.

Deja un comentario

*