VIVIENDO LO QUE SOMOS – 1

Con el sermón dominical del domingo anterior, hemos comenzado una serie que nos llevará hasta el domingo 29 de Noviembre.

Algunos de los conceptos del domingo anterior, son los siguientes:

– El mundo que los seres humanos enfrentamos es de caos moral; relajamiento de las normas y conductas que antes se consideraban dignas; falta de respeto verbal y física, aún entre líderes sociales prominentes; derrumbe de la familia; aprobación de leyes que destruyen vidas.

Asimismo en el Cuerpo de Cristo -la Iglesia-  hay un aumento de la confusión doctrinal con evidente pérdida de la visión y misión de los discípulos de Cristo. La pobreza es creciente en todo el mundo así como el hambre. Hay más de mil millones de seres humanos que pasan hambre continua. Falta el agua potable. Hay perversiones sexuales y aberraciones evidentes.  Ser virgen hasta el casamiento se lo considera caduco y antiguo. Las mismas autoridades públicas promueven el uso de preservativos entre nuestros adolescentes y jóvenes. En el mundo se asesinan anualmente más de dos millones de niños por nacer al amparo de leyes gubernamentales.

En medio de todo este caos y derrumbe, está la Iglesia, los cristianos, los nacidos de nuevo, quienes debemos vivir con esas presiones y aún así ser SAL Y LUZ. Cuando Jesús pronuncia las palabras que encontramos en Mateo 5:13-16 hace un juicio de los valores de la cultura de su tiempo y de hecho de las normas y conductas humanas a lo largo del resto de la historia presente y futura. “El mundo está en descomposición, el mundo está en tinieblas.” “Ser sal y ser luz” en un mundo en descomposición y sumido en oscuridad, es la razón de ser de los cristianos.

¿Qué haremos para cumplir estas funciones sin perder la calidad de las mismas? Podemos por ejemplo:

  • Enseñar a nuestros hijos el respeto a la vida.
  • Elegir la vida, no la muerte y por ello decir NO al aborto.
  • Elegir una vida física sana y por eso decir no a las drogas,  al alcoholismo, al tabaquismo y demás adicciones.
  • Elegir ser plenamente felices y no amargados, quejosos.
  • Elegir amar al prójimo.

Estas y otras conductas estarán integrando esta serie anunciada para noviembre.

Recuerde que no es opcional ser luz y sal de la tierra.

Pr. Lemuel Larrosa – PIEBU – Montevideo

Iglesia En Marcha.Net

31 Oct '09

Deja un comentario

*