GRIPE A – Sin vacunas en el rebrote

La segunda ola de gripe A llegará el próximo invierno. Habrá vacunas en el mundo desarrollado, pero no alcanzarán para los países de Latinoamérica, vaticinó el más destacado experto de Argentina, el epidemiólogo Daniel Stamboulian.
Stamboulian, que llegará a Uruguay el próximo miércoles para participar en un simposio sobre la pandemia (ver recuadro) estima que los casos están en descenso y se mantendrán así en los próximos meses hasta un segundo brote el próximo invierno. El experto es, además, especialista en estadísticas médicas.
“Lo que vemos es que en Argentina los primeros casos se dieron en la primera semana de mayo. Como habitualmente ocurre, los brotes explosivos, epidémicos, duran unas seis semanas”, dijo Stamboulian en diálogo telefónico con El País desde Estados Unidos. “En julio, en Argentina, los casos han disminuido y son menores a los del año pasado. En junio tuvimos 400% más casos de cuadros gripales que el año anterior”, señaló.

El experto comparó cuadros gripales en general y señaló que actualmente el 85% de los casos son de gripe H1N1.
“Este ciclo me indica que, como ocurre con la gripe pandémica, es muy difícil predecir, pero hemos pasado un brote muy importante y lo que habitualmente se ve es que va a seguir habiendo un número bajo de casos pero en forma prolongada, como ocurrió en México y Estados Unidos en primavera y hasta comienzos del verano”.
Stamboulian señaló que “en general la segunda ola se da, como ocurrió con la epidemia mundial de `gripe española` en 1918-1919, el año que viene, no este”. Esta variante de la gripe, con un virus similar, antecesor al de la influenza actual, mató a entre 50 y 70 millones de personas en todo el mundo en dos brotes anuales.
El experto dijo que habrá vacunas disponibles desde noviembre de este año, pero no alcanzarán para los países latinoamericanos y para otras zonas del globo.
“Va a haber vacunas desde noviembre, un número muy importante, pero no sé si pueden llegar a nuestros países. En Europa y Estados Unidos se va a empezar a aplicar la vacuna desde noviembre”, explicó. “Los gobiernos están tratando de que Latinoamérica también tenga, pero no podría asegurar que la vamos a tener”, dijo.
Esto no es un problema de recursos sino de tecnología y producción. “Se calcula que, normalmente, 300 millones de dosis de vacunas se fabrican anualmente. Con la recomendación de la OMS por la gripe H1N1 se van a fabricar más de 2.000 millones de dosis para la H1N1. Pero la población mundial es de 6.000 millones”, apuntó Stamboulian.

Tampoco hay expectativas que los países periféricos fabriquen su propia vacuna. “La fabricación de esta vacuna necesita tecnología y para hacerla llevaría cuatro o cinco años de estar en condiciones para transferir la tecnología de los laboratorios importantes que están en condiciones de fabricarlas”, indicó.
Stamboulian señaló también que en Europa y Estados Unidos están “atemorizados” a la espera de la segunda ola. En la pandemia de 918 el brote de 1919 fue más grave.

“Ellos en Estados Unidos y Europa están muy atemorizados porque en el verano, cuando habitualmente no hay gripe, ahora tienen y en octubre y noviembre, cuando llega el frío, esperan que venga la segunda ola”, dijo el epidemiólogo. “Esta es una característica de la gripe pandémica que aparece en primavera y verano que no está asociado al frío”, señaló.

Situación

En tanto, el Ministerio de Salud Pública (MSP) emitió el viernes pasado el prometido reporte mensual sobre la evolución de la gripe A en Uruguay, en el cual se evalúan indicadores como dispersión geográfica del virus, tendencia, impacto e intensidad.
Sobre la dispersión de la enfermedad, su distribución geográfica indica que se presenta como una epidemia extendida a lo largo del país. Según el reporte del MSP el único de los 19 departamentos del Uruguay donde no se han registrado casos de gripe A es Durazno.

En cuanto a la tendencia del virus, se advierte que actualmente es decreciente y que de acuerdo a la información obtenida el nivel de actividad de la enfermedad respiratoria está disminuyendo. Se detalla que entre el 8 y el 28 de julio, el promedio de ocupación de camas hospitalarias por enfermedades respiratorias fue de 74,3%, y que en el CTI el promedio alcanzó el 78,8% de las camas.

En tanto, el informe de la División Epidemiología del MSP evalúa la epidemia como de una intensidad “moderada”, lo que “implica que una proporción levemente aumentada de la población está actualmente afectada por enfermedad respiratoria”, concluye el estudio sanitario.

Cónclave de expertos

El impacto de la gripe A en el Río de la Plata y las enseñanzas de la pandemia serán analizados el miércoles 5 por expertos de Uruguay, Argentina, de la OMS y la OPS, durante el simposio “Influenza Pandémica, decisiones basadas en evidencias disponibles” que se realizará desde la hora 17.30 en el hotel NH Columbia.

Asistirá el epidemiólogo Daniel Stamboulian, presidente de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) de Argentina, Pablo Bonhevi, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y Vilma Savy, directora del Centro Nacional de Influenza OPS/OMS. En representación de Uruguay participará Hugo Bagnulo.

El simposio está di rigido a médicos de familia y de servicios de emergencia, internistas, intensivistas, pediatras, infectólogos y licenciados en enfermería.

F. Castillo / A. Nogueira – El País Digital/ Iglesia en Marcha.Net

2 Ago '09

Hay 1 Comentario.

  1. Ana Perdomo
    6:50 pm agosto 11, 2009

    Por favor, se ser posible necesito el correo electrónico de FUNCEI Uruguay. Desde ya muchas gracias. Lic. en Enf. Ana Perdomo

Deja un comentario

*