VIOLENCIA CONTRA CRISTIANOS EN PAKISTÁN

Siete cristianos han muerto abrasados y otras 18 personas han resultado heridas durante el incendio de unas 50 viviendas y una iglesia a manos de una multitud de musulmanes que protestaban por la supuesta profanación de un Corán en la región del Punjab, en el noreste de Pakistán, país que cuenta con un 2% de su población crisitiana, según ha denunciado en un comunicado la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán.

El suceso tuvo lugar el 2 de agosto en la ciudad de Gojra, que vive un estado de violencia desde el jueves 30 de julio en el que, según  los musulmanes, varios cristianos quemaron un Corán. La mayor parte de los actos violentos, según cita una cadena de televisión pakistaní, fueron cometidos por jóvenes con sus caras cubiertas por pañuelos.

Algunos simpatizantes de los partidos musulmanes se reunieron en la plaza de Malkanwala, desde donde cientos de personas se di rigieron a una zona residencial poblada por cristianos. Al menos 10 personas resultaron heridas por disparos y pedradas de los vecinos, lo que llevó más tarde a los manifestantes a entrar en la colonia, incendiar unas 50 viviendas y bloquear el tráfico durante varias horas.

La mayoría de los residentes de la colonia han logrado escapar y ponerse a salvo, pero al menos siete personas quedaron atrapadas en sus casas por las llamas y fallecieron abrasadas.

La policía empleó gases lacrimógenos para dispersar a la multitud y varios funcionarios acudieron poco después al lugar para convencer a los líderes religiosos que encabezaban las protestas de que pusieran fin a los altercados.

La comunidad cristiana de la cuidad ha anunciado que no se hará cargo de los cadáveres ni los enterrarán hasta que el jefe del Gobierno provincial de Punjab, Shahbaz Sharif, visite la zona y garantice la seguridad de sus vidas y propiedades. El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, ha ordenado abrir una investigación para determinar si realmente se ha producido la profanación de el Corán que ha dado lugar a los altercados.

La región, en la que vive la mayoría de la población cristiana del país, ya fue escenario de otro ataque similar hace apenas un mes.

Los disturbios comenzaron tras una manifestación de la mayoría musulmana en protesta por la supuesta profanación de un Corán a manos de cristianos de la ciudad. Un “delito de blasfemia” -castigado en Pakistán hasta con la pena de muerte- del que las autoridades no han encontrado prueba. Para los miembros de la comunidad cristiana, que representan el 2% de los 170 millones de habitantes, la acusación fue sólo un pretexto para atacarles. Decenas se echaron a la calle en distintas ciudades para protestar y pedir al Gobierno que haga justicia con los responsables de la violencia. Los centros cristianos de educación primaria y secundaria anunciaron tres días de luto por las víctimas.

Shahbaz Bhatti, ministro de Minorías llegó a esta ciudad situada a 160 kilómetros al oeste de Lahore y respaldó las quejas de los cristianos. “Las acusaciones de profanación del Corán, utilizadas como excusa por grupos islamistas ilegales para fomentar la violencia, no tienen ningún fundamento”, dijo Bhatti.
El ministro también dio crédito a las denuncias de la comunidad cristiana acerca de la negligencia de la policía local durante los ataques. Durante su intervención, retransmitida por los canales de TV paquistaníes, criticó la actuación de los agentes locales y admitió que la situación en Gojra era todavía muy tensa. De hecho, las protestas de los cristianos acabaron sólo después de que la Policía anunciara haber identificado a 800 personas vinculadas con el ataque, entre ellas algunos miembros de las fuerzas de seguridad y de la administración local. El ministro anunció que todos aquellos que perdieron sus casas recibirán una indemnización y sus hogares serán reconstruidos.
Por su parte los clérigos musulmanes hicieron un llamamiento a la calma, pidiendo a sus fieles que no busquen justicia por su mano y asegurando que si hubo profanaciones serán perseguidas. “Cada musulmán de Pakistán tiene que asegurar protección a los ciudadanos no musulmanes inocentes y evitar cualquier tipo de daño”, se leía en un documento publicado por los diarios paquistaníes.
Fuente: El País – España/ Iglesia En Marcha.Net

9 Ago '09

Hay 2 Comentarios.

  1. Judith Roca
    12:55 pm agosto 13, 2009

    Dios los bendiga, le agradezco a Dios el poder informarme de éstas cosas que por supuesto nos duelen pero nos ayuda a entender la cantidad de personas que aman a Dios y sufren por llevar el mensaje de la vida eterna a otros, y también para orar por ellos y a travez de la oración fortalecerlos, el trabajo de ustedes es encomiable, que el Señor los fortalezca y continuen proporcionandonos todo lo referente a la iglesia perseguida en cada rincón del mundo

  2. Toda exprecion de violencia ,en cualquier ambito que se desarrolle,ya sea politico;religioso;deportivo;social;etc.debe ser repudiada!!…Solo la paz ,garantiza el derecho a la vida y al libre exprecion de la fe.Es verdaderamente loable que cristianos ,a pesar de los riesgos que representan, vivir en un pais ,donde se practica el idealismo ,sin importarles la vida de los demas ni aun sus propias vidas,puedan mantener la fe en CRISTO ,nuestro unico Senor y Salvador de nuestras vidas,unico camino al Dios y Padre eterno de todos nosotros!!!!!!!!!!!..

Deja un comentario

*